Javiera Contador: “Los Animales pueden Mejorar la Calidad de Vida de los Discapacitados”

A la programación diaria de Javiera Contador, seguro le faltan minutos. Sin embargo, nuestra primera portada de Mega no dudó en hacerle más de un ajuste para contarnos parte de su historia.Destacada actriz, guionista, productora, empresaria cinematográfica, animadora de televisión y radio, Javiera no se detiene ahí, desde hace varios años, y sin tantas luces, también da fuerzas a la ONG VIDAS donde, además, desarrolla su pasión por lo natural.

Un animal fuerte, grande, que pocas veces se tumba, está en el suelo. Su respiración es distinta, sus ojos no están tranquilos. Tras 11 meses de espera ha llegado la noche. Entonces se levanta y se vuelve a echar, la intranquilidad la domina y después de varias veces de repetir el ritual, definitivamente, la yegua se acuesta.

Javiera Contador, de 5 años, mira impactada, poder presenciar el nacimiento de un potrillo es de esos contactos con lo natural que no se olvidan. Ella es de los afortunados, gracias a su casa en el Arrayán, una cabaña en la que el contacto con animales, con la naturaleza, era la normalidad.

Un hogar del que hoy recuerda se caracterizaba por ser perrero, tanto que hasta ahí llegaban “perros abandonados. Me acuerdo que en alguna época llegaron a convivir 17 perros en nuestra casa. Liderados por el Papi y el Papo, dos perros dálmatas”.

Y aunque nuestro contacto directo fue breve, durante la sesión fotográfica para esta especial portada, pudimos verla, observarla por primera vez en vivo. Su mirada fue clara, dentro de ella permanece ese contacto con lo natural, con lo simple, con lo sencillo, que rige su andar.

Javiera reconoce en esta temprana relación un beneficio en su desarrollo como persona, pues “quién se relaciona con animales inevitablemente se relaciona también con la naturaleza. Y ese contacto hace que uno goce más de la vida, que para pasarlo bien uno no necesite de muchas cosas y eso es algo que me acompaña hasta el día de hoy”.

Espíritu especial que no conoce de egoísmos y sí ama la relación con animales, con la naturaleza, hoy no se permite tener una mascota, “porque los “Los Animales pueden Mejorar la Calidad de Vida de…animales necesitan un cuidado y un tiempo, que, en este minuto, no puedo darle. Trabajo muchas horas diarias y paso muy poco en mi casa. Y creo que hay que ser responsable; tener una mascota es un compromiso de años… No es disfrutarlos cachorros y deshacerse después… Pero cada vez que veo algún perrito huacho o paso por una tienda de mascotas, debo reconocer que lo pienso”.

Es que la alegre Javiera Contador, es pura energía y su agenda tiene bien marcado los minutos. A momentos nos parece que, en cada día, quiere ganarle al propio día.

Entrega más allá de lo profesional

Activa, sin aparentarlo, sólo consideremos algunas cosas para las que está en constante movimiento, como sus giras para dos obras “La Familia ante todo” donde comparte con los actores de “Casados con Hijos” y “El Hijo de la Peluquera” cuyo texto, nos cuenta, ella misma escribió, trabajo previo que, además, demanda otros tareas, donde también hizo la dirección, todo un éxito que hoy “me pone muy contenta”, y lo comparte con nosotros.

Eso en teatro, pero todos los días se inician a las 6 de la mañana para hacer su entrada en escena en el matinal de Mega “Con Mucho Gusto”, junto a las grabaciones para un nuevo sitcom llamado “La Colonia”. Grabaciones permanentes y entre las cuales supo darnos un espacio.

Pero si su espíritu está en la redacción de obras de teatro, si su imagen está en la expresión de las tablas, en la escena televisiva, su especial voz no se escapa de ser aprovechada para transmitir su energía. “País de las Maravillas en Radio Zero”, es el instante en que Javiera sigue conquistando, demostrando un sello especial.

Y no hemos terminado. La chica de la película no se detiene y el primer largometraje de Picardía Flims, su propia productora, llamada “Sal”, tiene carta de rodaje lista para Septiembre y Octubre, un western moderno en el Norte de Chile.

Entonces, entendiendo que nos quedan muchas actividades sin conocer, sin considerar las habituales para cada persona, nos preguntamos ¿puede haber tiempo para algo más? Increíblemente, Javiera vuelve a sorprender rompiendo el equilibrio y su historia toma otro rumbo, tal vez uno que la impulsa a mantener su energía. Es que nuestra portada llega a nosotros gracias al contacto con Ronald Thomson Director Fundador de la ONG V.I.D.A.S. (www.ongvidas.cl)

Institución única en Chile con la que, desde esta Edición, esperamos estrechar fuerzas apoyando su trabajo, destinado a permitir que el sueño de la rehabilitación sea posible para quienes, hasta hace unos años, les era imposible soñarla (la Teletón llega a los 21 años). Javiera aceptó la invitación y el desafío de apoyarla.

¿Cómo surge tu vínculo con VIDAS?

Ronald me contactó hace varios años y me contó de este ambicioso e increíble proyecto.Me hizo mucho sentido el hecho de saber que el contacto y el aprendizaje que podemos tener de los animales puede mejorar muchísimo la calidad de vida de las personas discapacitadas y, al mismo tiempo, integrarlas a una sociedad que, para ser honestos, no piensa mucho en ellos.

¿Cómo describes la experiencia en estos años con la ONG?

Han sido años de mucho trabajo y esfuerzo por parte de Ronald y su equipo para sacar adelante la ONG. Se necesitan grandes espacios al aire libre para llevar a cabo el objetivo de VIDAS, de que exista un verdadero contacto entre la naturaleza, los animales y personas discapacitadas. Eso, por supuesto, al igual que los fondos necesarios para llevar a cabo el proyecto, ha sido y sigue siendo algo difícil de conseguir.

Actualmente la ONG ha abierto sus puertas y ha empezado a trabajar con niños, no sólo con discapacidades o parálisis, sino también con niños en riesgo social y ha sido súper bonito constatar que el contacto con la naturaleza los torna más sensibles, menos agresivos y con la proyección de que el mundo puede ser un lugar mejor.

¿Qué te aporta a ti?

Saber que uno está aportando un granito de arena en hacer de la nuestra una sociedad incluyente y no excluyente, y que todos, más allá de nuestras capacidades o incapacidades, podemos disfrutar y aprender de la naturaleza y los animales, y descubrir que su contacto pueden ayudarnos a tener una calidad de vida mucho mejor.

¿Cómo delfines a Ronald y su emprendimiento?

Ronald ha sido la punta de flecha para esta titánica tarea. Su fe en el poder de curación de la naturaleza, y su lucha para poder ayudar a quienes considera excluidos de nuestra sociedad, han sido fundamentos con los que ha recorrido el mundo tocando puertas, para ver este sueño hecho realidad.

¿Tienes contacto directo con la naturaleza?

Cuando el tiempo me lo permite me gusta subir cerros. El Morado, Cajón del Maipo o El Provincia, son un súper panorama. Me encanta la sensación de suciedad, cansancio y felicidad con que uno regresa de esos largos paseos.

¿Qué te gustaría se hiciera en Chile en el tema medioambiental y animal?

Creo que falta tomar mucha conciencia. En el tema medioambiental lentamente estamos avanzando. Falta partir por casa, con cosas simples, como reciclar la basura y cuidar el exceso de uso de luz y agua. Pero en el tema animal, falta mucho. Conozco mucha gente que ha abandonado perros.

Igual que nuestro zoológico sigue siendo un poco triste con los animales encerrados en tan poco espacio.

¿Cuál es tu animal preferido?

¡¡¡El perro, sin duda!!! No sé por qué, simplemente me gustan mucho, los encuentro lindos, inteligentes, leales, cariñosos y “aperrados”. Me gustan todos; chicos, grandes, finos, quiltros… Todos, todos.

¿Alguna anécdota?

¡Uf  he tenido tantos perros!

La Mafalda, que se me escapó en la playa y fueron a tocarme la puerta de la casa que arrendaba (lejos del pueblo) para ir a buscarla a la disco, donde la pillé pinchando con un gran danés. La Libertad, una perrita callejera, que me llevé a la casa y que era campeona de salto alto, por mucho que subí la reja, ella siempre la saltó. Se fue haciéndole gala a su nombre. Casimiro, mi quiltro exquisito, que usaba pañuelo al cuello. Y la Almendra, mi fiel beagle, compañera que dormía en su camita morada a los pies de la mía. Fue justo en el tiempo que yo hacía un programa de deporte  aventura, así que debe ser de los pocos perros que hizo rapel, aldeana, y treckingg.

Además cuando nací, hacía muy poco que había fallecido Jack, el perro familiar de mis abuelos, que había visto crecer a mi mamá y sus hermanos, por lo que muchas veces escuché el rumor de que yo era la reencarnación del Jack, un pastor alemán precioso.

Y si no es la reencarnación de Jack, seguro la acompaña. Entre foto, entre juego y regaloneo a Key que la acompaña en portada, la observamos. Sin duda, algo hay en Javiera, lo lleva dentro y lo contagia. No hay dudas, otra portada para quien respetar lo que nos rodea tiene sentido, es parte de su fuerza, la misma que cada día la levanta, disciplinada, dispuesta  a vencer al propio día para inventarle horas y seguir construyendo por un mañana aún mejor.

Rodrigo Rincón
Master of Arts
Ciencias de la información
Universidad de Navarra
director@supermascotas.cl