Paul Landon: “ No somos ni más ni menos que todo lo que nos rodea”

Suficientemente capaces para oprimir, liquidar y marginar especies, dentro de esto, ¡¡¡Están rompiendo, ya están rompiendo el cascarón!!! ¡¡¡Vengan,  qué maravilla!!! ¡¡¡lo logramos otra vez!!! En la casa de campo de la familia de Paul Landon, seguro esta escena se repetía seguido en compañía de sus hermanos, con quienes “logramos criar Treiler cuando encontrábamos huevos por ahí. Nosotros aprendimos con mi viejo, a que fueran nuestras mascotas, los empollábamos en el refrigerador, porque, aunque parezca muy curioso, la parte de atrás del refrigerador es muy caliente y si los pones con un papel, empollábamos varios a la vez”, nos cuenta en su nueva casa, en Santiago.

Si duda fue del padre de quien  heredó toda su cercanía con la naturaleza, “quien, desde muy pequeños, tuvo como norte sacarnos mucho de la casa a tener contacto, no sólo con la naturaleza, sino con el pueblo chileno y todo lo que lo rodea. De hecho, no tengo memoria desde cuándo he tenido muchas mascotas. De aquéllas que todos los niños tienen y las que podríamos decir raras, habiendo hecho grandes aberraciones también, como todo niño”; junto con  nuestro fotógrafo, Carlos Müller, reímos.

Pero junto a ello llegó una contradicción personal, pues, finalmente, no compartió con su padre su afición por la cacería, en la que se inició, con un ritual, junto a sus hermanos a los 15 años, y a los 19 años “colgamos todo este tema de la cacería,  porque era como contradictorio, pues los criábamos desde chicos (distintas especies) y después salíamos a cazarlos”, nos cuenta, con la mirada puesta en aquellos años.

Hoy, en el Valle de Limarí, su sentido de pertenencia al medio lo cultiva en su campo donde “tenemos un reservorio y ahí hemos instalado sistemas para poder tratar de recuperar especies que están en retirada. Es mi cable a tierra que tiene que ver con todo lo que es desarrollo local, arquitectura local y especies, algo en lo que participa todo el núcleo familiar (7) aunque hoy está bien repartido, pues hay  algunos trabajando fuera de Chile”.

Una forma de ver la vida que los une en torno a un espíritu optimista, alejado de todo el pensamiento que hoy nos envuelve y bombardea, sobre una sociedad que se consume en sí misma. Paul Landon no lo desconoce, pero, apoyado en grandes pensadores, confía que es parte de una evolución  que, nos asegura,  terminará bien, porque es parte de la verdadera naturaleza humana.

Nos asegura que nuestra especie se mantuvo bastante equilibrada,  luego adoptamos una posición más soberbia, “espantosa, sobre las cosas y comenzamos a tener una visión de que nosotros somos más importante que todo lo que nos rodea. Para nosotros (su familia),  las personas somos parte de, no hay prioridad. Por lo tanto, entendemos que el equilibrio se da, no de una manera filosófica ni fundamentalista, si no por una cuestión lógica, la armonía tiene que ver con un ritmo natural. Ese ritmo natural lo venimos alterando unos 400 años en forma drástica. Y eso nos ha hecho alejarnos  y sentirnos lo al propio hombre.

¿Y por qué el hombre actuaría en contra de su naturaleza?

Porque en esta vía de evolución estamos en un tramo tecnócrata, donde, generalmente, quienes toman decisiones y, especialmente con todos los recursos que hoy tenemos, nos creemos lo suficientemente capaces de dominar, y eso hace que tengamos ese comportamiento, pero no nos vemos dentro de esta línea de evolución donde, probablemente, en unos cientos de años más, va a haber un hombre que va a mirar esta situación, casi como nosotros miramos la edad de piedra, a pesar de que tengamos la técnica que hoy día tenemos. El hombre siempre ha tratado de dominar. Cuando superemos eso, vamos a tener superadas muchas cosas, como lo dijo Einsten, o sea, no soy yo el que lo está diciendo. ¡ Si todavía tenemos que tener ejércitos para funcionar en paz!, mira lo contradictorio.

¿Miras con optimismo el futuro desarrollo del hombre?

No tengo duda  que el hombre va a llegar a ese punto de equilibrio  y tengo la tranquilidad de que no va a existir un desastre. La naturaleza se encarga de mostrarte cómo tienes que volver a un punto o avanzar a otro. Todos sabemos que el sol se va a apagar en algún minuto, pero, cuando llegue ese minuto, vamos a tener la presencia de otras cosas, otro sol o un planeta distinto.

Vengo de hacer un programa en las Torres del Paine,  porque hay un grupo de científicos chilenos, jóvenes, que están hablando de lo que pasó hace 155 millones de años. Un calentamiento global tan brutal que, a 90 kilómetros de Santiago, están las gotas de agua que cayeron en una playa, marcadas y petrificadas, lo cual implica que no fue largo y se puede determinar que el proceso de evolución fue interrumpido.

En ese escenario se encontraba cuando debió partir urgente a Santiago, porque le comunicaron que Canal 13 no había renovado el contrato para su programa Tierra Adentro. En la capital sólo lo confirmó y no hubo mayor explicación. Entonces los 18 años de trabajo, más 2 millones de kilómetros recorridos generaron una reacción a través de Internet y, en pocas horas, más de 4 mil espectadores bombardeaban a Canal 13 para que no lo bajaran de la parrilla programática. No fue suficiente, pero Mega se interesó y seguro que, en pleno proceso de la distribución de esta edición,  Paul Landon y su tradicional programa ya estarán saliendo al aire, siempre apoyados por Honda. Marca que, más allá de un raiting, apuesta por fortalecer su imagen ecológica , uniéndose a contenidos que le permitan reflejarla  y no quedarse en un slogan.

El pequeño obstáculo no implicó detenerse, pues “mi sistema de producción es imposible pararlo. Nosotros no hacemos un tema libreteado,  si no que le estamos siguiendo el ritmo a la naturaleza. Empezaste a grabar algo el año pasado para terminarlo ahora. Por tanto, si a mí me cortan el contrato al medio, si tengo fe, voy a seguir y seguimos, y a mediados de junio saldremos al aire en Mega”, nos asegura, con la tranquilidad de alguien que tiene su nave controlada para enfrentar turbulencias.

En la nueva casa televisiva, sus seguidores, esas Generaciones Tierra Adentro “verán un Chile que ha cambiado mucho en el bicentenario. Se mostrarán  los héroes de ahora, no los de patillas de los que nos estamos llenando. Este cambio tiene que ver, no con lo que pasó, si no con lo que está pasando ahora y con lo que viene. Los jóvenes tienen que entender el bicentenario como un nuevo país, ésa es mi apuesta” nos asegura, confiado.¿Qué te gustaría se hiciera en Chile para mejorar en esta evolución?Preocupación por mantener la biodiversidad y no eliminar especies que tienen un comportamiento con un agente climático especial, como el bosque húmedo chileno. Cambiarlo por un bosque absolutamente monocultivo, es complejo. Ahí estamos acelerando el proceso. El día que llegue una plaga, esas especies no van a ser capaces de enfrentarlas tan rápidamente como podrían enfrentarla cuando existe biodiversidad. Si nosotros mantenemos la diversidad de nuestro bosque, nosotros vamos a tener algo importante, todo lo que está a su alrededor protegido, incluido nosotros.

Acciones importantes que te gustaría ver de quienes pueden tomar decisiones.

Un pueblo educado no sólo en términos de letras. Es el acceso al conocimiento, y no me refiero a la escuelita,  una educación  transversal. Si tú sabes más sobre lo que está pasando, tú vas a poder actuar y discutir más, en la medida en que tú eres más ignorante,  menos. O sea, muchos chilenos, que del mar se preocupan algo, van a la playa en el verano, pero de la recuperación de especies,  nada, ignorancia. Pocos saben que tenemos reservorios únicos en el mundo, como Robinson Crusoe.

Una sociedad consciente, una sociedad que toma acciones,  proactiva. O sea, yo no saco nada con alegar por la basura, si no hago algo. E, institucionalmente es mucho más. Si hablamos del Estado, no podemos dejar de lado el sistema político que tiene que ver con la administración de municipalidades. Si, por ejemplo, yo acepto que exista un botadero clandestino, ya tengo una acción que va demostrando que no existe una política general en torno a la conciencia, el día que la tengamos estaremos superando parte del tema de la evolución.

En su nueva casa televisiva, Mega, podrá seguir aportando a generar esa conciencia de respeto al otro, lo que él llama  “Generaciones Tierra Adentro”.

“Nosotros no somos ni más ni menos que todo lo que nos rodea. Y eso es importante para entender que la vida tiene que tener un cambio de actitud, los animales, las especies y todo. No tiene que ver con esta capacidad que tenemos nosotros del efecto zoológico, o sea, nos gusta ver las cosas como nos gusta verlas a nosotros, no como son”.

Rodrigo Rincón
Master of Arts
Ciencias de la información
Universidad de Navarra
director@supermascotas.cl