Compulsión en Perros y Gatos

En la relación con nuestras mascotas es probable observemos comportamientos repetitivos que escapan a la normalidad. Se le conoce como compulsión y está descrito que los dueños de gatos identican con claridad el evento estresante que desencadenó el comportamiento, no así los dueños de perros. Te invito a conocer más detalles de como opera y en las próximas entregas te mostraré los diferentes comportamientos y como enfrentarlos.

conductismo2La conducta compulsiva se caracteriza por una secuencia de movimientos, usualmente derivada de un comportamiento normal (acicalarse, caminar, comer, etc.), que se realiza fuera de contexto, de forma repetitiva, exagerada, ritualista y continua. Debe ser sucientemente pronunciada como para exceder lo que sería necesario para alcanzar su objetivo o como para interferir en el funcionamiento normal de la mascota. Las acciones compulsivas más comunes son: dar vueltas sobre si mismo, automutilaciones, caminar en círculos, correr a lo largo de una cerca, cazarse la cola, alucinar (cazar moscas), comer tierra, caminar de un lado a otro, vocalizar, cazar luces y sombras.

El diagnóstico se realiza por exclusión, es decir, descartando las causas siopatológicas de comportamiento aberrante. Puede tratarse de una respuesta conductual al encierro u otras condiciones ambientales no denidas, como son el estrés, la ansiedad, frustración. Con el tiempo, el comportamiento se ja y se independiza del ambiente.

Cinco Tipos de Compulsión

Locomotores: giros en si mismo, persecución de cola, saltar en el lugar, marcha de un lado a otro.

Orales: autolamido, succión del anco, succión de lana, polifagia (aumento ingesta de comida), polidipsia (aumento ingesta de agua), alopecia psicogénica, masticación de objetos, caza de moscas.

Vocalizacion: ladridos repetidos, maullidos, aullidos, gemidos.

Alucinatorios: caza de luces y sombras, lamidos al aire, sobresaltos.

Agresivos: agresión autodirigida, mordida de cola, agresión a objetos inanimados, gruñidos.

conductismo3Puede darse en perros y gatos de cualquier edad, sexo o raza, pero la edad de inicio suele coincidir con la madurez social (12 – 36 meses en perros y 24 – 48 meses en gatos). Se da más en machos enteros.

Pueden desencadenarse por primera vez en una situación de conicto agudo, y luego extenderse a otras situaciones. Su desarrollo tiende a empeorar con el tiempo y se expresan en más situaciones y con menos provocación. Es clave consideres que brindarle atención a tu mascota, sea ésta positiva o negativa, durante el episodio compulsivo, puede reforzar el comportamiento indeseado.

SEGÚN RAZAS:

Bull Terrier: giros sobre si mismo, persecución de cola, congelamiento.

Ovejero Alemán: giros sobre si mismo, persecución de cola.

Dálmata, Rottweiler, Ovejero Alemán: alucinaciones.

Border Collie: mirada fija a sombras.

Gran Danés y Pointer: automutilación, correr a lo largo de una reja, alucinaciones.

Siamés y razas asiáticas y sus cruzas: vocalización repetida, masticación de telas.

germanDr. Germán León
Círculo SMMA / Médico Veterinario
Clínicas Melipets
drleon7@hotmail.com  –  www.melipets.cl
San Bernardo, Balmaceda 431 (2) 8580940;
Melipilla, Pardo 242 (2) 8312911;
Curacaví, Av. O’Higgins 1252 (2) 8353304

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *