Emilio Sutherland: “Nos Falta Darnos Cuenta, Tener Conciencia de Cómo Estamos Destruyendo el Medio Ambiente”

Para muchos hoy rostro conocido, lo cierto su nombre es fuerte en el periodismo de investigación, por naturaleza no protagónico. Destacada trayectoria que ahora lo tiene a rostro descubierto, frente a las cámaras conduciendo el docureality Atrapado en su Propia Trampa. Su experiencia nos sorprenderá a la hora de analizar el compromiso de los chilenos con el tema ambiental.

Yo voy a buscarlos, no te preocupes”, dice Emilio Sutherland, cuando, por celular, le anunciamos que estamos en las puertas de Canal 13, pero necesitamos estacionamiento para la Fundación Bocalán Confiar y los cachorros que lo acompañarán en Portada.

Con jeans, camisa cuadrillé media salida, como recién llegando de reportear una noticia de mucha calle, Emilio aparece en recepción. Nos saluda con familiaridad, sencillez y afecto, personalmente sale a hablar con los guardias para conseguir un espacio en el subterráneo. No sabemos si su gestión es más efectiva por ser rostro del canal o si los guardias están preocupados de no ser víctimas de las cámaras ocultas de su exitoso programa Atrapado en su Propia Trampa.

Como buen periodista de Tv conoce el valor de la imagen y nos regala un recorrido por el Canal en compañía de los cachorros de la fundación y su Directora, la Médico Veterinaria, Cecilia Marre. Emilio, Cecilia y los cachorros hacen de las suyas y no hay espacio que se resista a compartir con ellos.

Inicios de Agosto y el calor en Santiago ya comienza a sentirse. Nos sentamos a tomar un jugo y la memoria de Emilio es rápida, de inmediato nos habla de su cachorro Boby o, mejor dicho, Toma Toma, “es que era tan desobediente que al final quedó como Toma Toma. La única forma para que se acercara y obedeciera era decirle toma toma, como que le estábamos ofreciendo comida”, recuerda entre risas de todos.

Compañero por 2 años, su perro inseparable, lo recuerda con la misma fuerza que su pérdida cuando lo vio morir envenenado, “imagínate, a los 6 años, tu mascota preferida que te acompañaba en todos los juegos infantiles, muere de forma brutal delante de tus ojos, fue una experiencia muy, muy fuerte”.

Dolor que lo reafirma en la importancia que para él tienen los animales en la formación de una persona. “Recomiendo una mascota en donde se pueda tener una, es un gran beneficio para la familia. Y si hay que  buscarle un pero, es el dolor de la pérdida. Pero con mi señora, sabemos también tiene un aspecto positivo, prepara a nuestros hijos y a nuestras familias para lo que en el fondo es la vida, la muerte forma parte de ella. La muerte de una moscota es una lección de vida, nos enseña que la vida hay que disfrutarla todos los días y gozar de los seres queridos”. Algo que parece nunca es suficiente, pese al aprendizaje en su relación con mascotas, de grande debió enfrentar la pérdida de su madre como “la sensación mas dolorosa que he tenido en mi vida, porque era una persona invaluable. Era el motorcito de nuestra casa y también del resto de todos sus hermanos, hermanas y primas, ella generaba mucho afecto y mucho amor a su alrededor”. Como auxiliar de enfermería y ya con 2 hijos (son 4 hermanos) “entró a la Universidad a estudiar Enfermería. Llegaba y, pese a lo que tenía que estudiar, se daba el tiempo para atender el boliche de barrio que tenía mi viejo y en la noche la veía estudiar y sacó su carrera”, cuenta con orgullo.

Se centra en su recuerdo y no se detiene para reclamar hoy no tenerla para compartir sus logros profesionales, porque “murió el 2005, justo cuando yo recibí un premio importante, el Carmen Puelma, pero ya estaba inconciente, víctima de un tumor cerebral. Tampoco gozó de las otras alegrías que he tenido en mi carrera periodística. Me hubiera gustado que viera el éxito de La Trampa, de Contacto, porque es un éxito producto de ella, porque todo lo que hemos logrado los hermanos y los primos ha sido gracias a ella”, nos asegura, casi rindiéndole un reconocido homenaje.

Emilio es de valores, escuchándolo volvemos a creer que la relación con animales es importante en una persona. En su hogar siempre hubo uno y para él fue valioso, al punto de asegurarnos que en “todos aquellos hogares donde hay mascotas, de alguna forma, también refleja la existencia de cariño, de afecto. Los perros tienen esa cualidad increíble de congregar a la familia, porque detrás del perrito está mi señora, mis hijos, todos nos preocupamos, no sólo de hacerle cariño, si no que tenemos que correr para sacar las cositas que va dejando, ir a la Clínica Veterinaria a comprar la comida, etc, hacernos cargo”.

¿Ahí está el problema de los perros vagos?

El problema no es de los perros, si no de las personas, que dejan estos perros en las calles que se reproducen en forma irresponsable y no sólo eso, si no también que los abandonan. Es un tema, también de la legislación que no obliga a las personas a asumir su responsabilidad con las mascotas, como existe en otras partes del mundo. Se está transformando en un tema país, uno va a cualquier ciudad de Chile y ve decenas de perros vagos y eso tiene efectos perniciosos, los perros muerden, se convierten en un trampolín para todo tipo de enfermedades, porque defecan en todas partes, porque rompen las bolsas de basura, de alguna forma colaboran para ensuciar la ciudad y hacerla menos higiénica.

¿Cómo se soluciona?

Me causa un poco de pena pensar en una solución que pase por la muerte masiva de los perros vagos, preferiría pensar en una solución a mediano y largo plazo que implique la esterilización de los perros vagos, porque son seres vivientes que, de alguna forma, cuando son sacrif cados van a sufrir, van a experimentar dolor. Las autoridades debieran ser más pro activas y tomar el toro por las astas y buscar la forma para tener en caniles a todos estos animales vagos, porque si no la situación puede ser peor y más cara de resolver.

¿Y por dónde pasa la problemática medio ambiental?

Nos falta darnos cuenta, tener conciencia de cómo estamos destruyendo el medio ambiente. También hay una desidia y una responsabilidad grande de las autoridades. Es una preocupación que ya no sólo tiene que ver con lo que podemos cuidar de nuestro entorno, si no que se trata de una preocupación muy valedera e importante para las generaciones que vienen.

Y en su explicación de la falta de conciencia, Emilio Sutherland nos sorprende con un dato casi científi co, que reflejaría el compromiso real que tenemos con el tema. Así y con absoluta certeza, asegura que el raiting simplemente decae cuando los noticiarios dan notas ambientales, pese a que la mayoría de las personas dice estar a favor del cuidado de lo que nos rodea.

Pero en su análisis va más allá, estableciendo un paralelo que ratifica la teoría de la falta de conciencia. Nos afirma que lo mismo sucedía, hace unos años, con los temas que informaban sobre Educación y ahora, en cambio, como signo de los tiempos, todas las notas que tengan que ver con educación marcan mucha sintonía, o sea, la gente está aprendiendo ahí una lección, le está doliendo en su bolsillo, porque son generaciones afectadas. Los canales, que son empresas comerciales, se dieron cuenta que a la gente realmente le interesa la educación y están abriendo con ese tema.

¿Y la responsabilidad de los medios de comunicación?

Creo que los periodistas nos falta decisión, conversar más el tema para poder ponerlo en el debate, porque podemos hacerlo.

¿Qué significa conducir Atrapado en su Propia Trampa?

Una etapa bien compleja, intensa y muy entretenida. Una mayor exposición pública, a lo que no estaba acostumbrado. Por mis reportajes de denuncia, trataba de estar en un segundo plano, por el reconocimiento del delincuente, el antisocial. El formato del programa exige que yo sea el rostro visible. La gente me reconoce en la calle… La ida al supermercado que antes duraban 10 minutos, ahora supera la media hora. En el metro la gente empieza a mirar hacia los lados buscando las cámaras. Ha significado el desafío de acostumbrarme a ser reconocido.  Para el ego puede ser algo interesante, bonito, rico; para tu vida cotidiana puede ser incómodo, porque no puedes cometer la descortesía de no atender a la gente que te saluda, que te felicita, esa gente es la que nos da de comer. Estamos casi como los artistas, dependemos del aplauso, que nos vean. Disfruto del momento rico que estoy pasando, de mi cuarto de hora, como digo.

¿Cómo surge la idea?

Es la mezcla de un poco de todo, de Golpe Bajo, de Los Simuladores, de Cámara Indiscreta de Don Francisco. El director del programa es Diego López, un muchacho de 30 años muy talentoso, a quien se le ocurrió el programa viendo uno que revelaba los trucos de los magos. Él es ilusionista y le generó mucha rabia esta situación y dijo por qué no desenmascaramos a los delincuentes mostrando sus trucos.

¿Estás comprando paltas?

Siempre compro paltas, pero en locales establecidos. Todos reímos, largamente.

El nuevo programa es un reto más en su carrera. Sigue creciendo como le enseñó su madre, aprendiendo, por ejemplo, a ser actor para defender al público no sólo con la fuerza de sus textos y sus imágenes, si no en la calle, frente a frente con los estafadores bomberos de servicentros, con los brujos chantas o con el descarado vendedor de paltas del Mapocho y su balanza arreglada. A todos les ha dicho Toma Toma de parte del público consumidor que con sus reportajes siente un poco de justicia. Reportajes que hoy le han dado potente fama y, sin quererlo, lo tienen atrapado en su propia cámara.

Rodrigo Rincón
Director Editor
Master of Arts
Ciencias de la información
Universidad de Navarra
director@supermascotas.cl