Karen Doggenweiler: “Hay que cambiar el Concepto de Comprar un Perro, uno tiene que Adoptar”

Positivamente valorada por el público, debíamos conocerla. Conversación en los estudios del matinal Buenos Días a Todos que nos revelaría a todos un ejemplo en Tenencia Responsable. Karen Sylvia Doggenweiler Lepuente y su familia adoptaron a un perro Mestizo recogido de la calle y con distemper. Meíto hoy vive una nueva vida y le permite a ella mostrarnos un camino distinto a la hora de tener mascotas.

Acaba de conducir con éxito la quinta versión del Festival de Iquique y ya está frente a las cámaras para seguir animando el Buenos Días a Todos. En paralelo, graba Factor X, se divide para la nueva temporada de Mamá a los 15, debiendo salir a cualquier horario por las falsas alarmas de madres adolescentes y, si ello fuera poco, su fi gura fue requerida para la nueva apuesta de TVN: Adopta un Famoso, donde deberá vivir 7 días con una familia. Con este nivel de actividad ¿podrá la familia vivir con ella?

Es el currículum profesional que hoy muestra Karen Doggenweiler, fruto de una trayectoria televisiva y radial que no se detiene y que la ha posicionado como una mujer valorada positivamente por el público. Así, a lo ya descrito, habría que agregar las últimas campañas publicitarias que han preferido su rostro, las marcas son varias.

Como si no tuviera nada en su agenda, aceptó nuestra entrevista y posterior sesión fotográ ca en su casa. Ahí nos recibiría con Meíto, perro mestizo que su marido, Marco Enríquez-Ominami, le regaló para su cumpleaños. Con él han hecho efectivo su discurso sobre Tenencia Responsable y dan ejemplo de cómo se puede enfrentar la problemática de los animales vagos.

Son las 12 de la mañana, las luces se apagan en el Buenos Días a Todos y Karen no deja de ser solicitada por todo el público que asiste de invitado al matinal. Todos y todas quieren tocarla, quieren una foto junto a ella, es tironeada de un lado y de otro, y ella no muestra signo de cansancio, también quiere tomarse fotos con todos y todas. Pese a tener sus tiempos muy justos, no se niega a ninguna.

Cuando el último  ash desaparece, ella retoma su agenda y de inmediato se conecta con nosotros. Con 20 minutos de tiempo ya de nido por Rodrigo Muñoz, RR.PP. del Canal, nos sentamos en uno de los sillones del Buenos Días a Todos. La simpatía, amabilidad y dulzura de Karen a oran en cada momento.

Entonces, como siempre con nuestras portadas, queremos descubrir si ha tenido una especial relación con los animales y con la naturaleza. De inmediato surgen las primeras imágenes de parte de su familia en el sur, en Puerto Montt, “una zona preciosa, la Región de los Lagos, así es que tengo recuerdos de estar siempre rodeada por perritos, gatitos y muchos otros animales. Mi papá tenía muchos Setter Irlandés, estos colorines geniales, medios cazadores. Además he vivido en el Arrayán, una zona bien campestre. Teníamos río, en una parcela donde el espacio te permite tener animales”, nos cuenta, encantada por recuerdos que la llenan.

¿La relación con animales te marcó?

¡Absolutamente! Creo que siembra en tu espíritu un sentimiento maravilloso. Una sensibilidad especial, el cuidado, el ser responsable. Tener que llegar a alimentar a alguien, a cuidar a alguien que te está esperando, alguien que te entrega, además, cariño incondicional siempre, que depende de alguna manera de ti. Yo creo que sí, despierta sólo sentimientos positivos o te hace sentir cosas en ese sentido.

¿Crees recomendable tener contacto con animales?

Por supuesto. Y en eso creo que uno siempre dice que esta raza es buena para los niños, pero soy de la idea que también tiene que ver con cambiarle el destino a un animalito, que es bueno adoptar y no  jarse tanto en que eso sea bueno para los niños. Adoptar un perrito y quererlo como es y, evidentemente, escapar de todas esas razas más peligrosas, más aún con el tema de la Tenencia Responsable.Un concepto que para la familia no se queda en el discurso y, así, Meíto fue recogido de la calle, de los perros de Puente Alto que hicieron noticia, porque iban a ser sacri cados, “entonces, un grupo de jóvenes animalistas, veterinarios, rescataron a muchos de estos perritos y me llegó de regalo de cumpleaños”.

La experiencia con Meíto la afi rma en su teoría para combatir el problema de los animales vagos, “hay que cambiar el concepto de comprar un perro, uno tiene que adoptar. Hay tantos perritos en la calle, el mío es un mestizo exquisito, llegó con distemper. Creo que el hecho de ser mestizo lo hizo más fuerte también, porque, probablemente, uno de raza no habría resistido una enfermedad como ésa. ¡Es maravilloso! Aunque quedó con daño neurológico en una patita, pero lo amamos con todo el corazón. Y bueno, Marco es muy cercano al trabajo de los animalistas. Ahora, además, lo castramos, cosa que costó mucho, muchas peleas”.

¿Por qué costó?

Porque uno dice “puede tener perritos”, pero hay un exceso de perritos en la calle, es posible que Meíto se arranque a hacer de las suyas, entonces la tenencia responsable, por mucho que a uno le cueste, también tiene que ver con decisiones de este tipo, de castrar a un animalito, de operarlas en el caso de las perritas. Tiene que ver con hacerse cargo de lo que vivimos como país, de lo difícil que es la situación de los perritos en la calle.

¿Qué crees se debe hacer en Chile?

Promover, sin duda, la adopción. Soy muy partidaria de adoptar, perritos, gatitos, no comprarlos, no tratarlos como objetos, si no que, de verdad, la persona que quiera, que se acerque, hay tantos lugares, son tantas las instituciones, las organizaciones y personas que están entregando en adopción estos animalitos.

Creo que nos falta mucho avanzar en el tema de la tenencia responsable. A mí me parece que todavía, cada cierto tiempo, nos sorprendemos porque un animal enfurecido ataca a alguien, porque un perro de una raza peligrosa no tiene sufi ciente espacio, entonces está estresado y resulta que cuando se arranca ataca a alguien y mata a alguien. En eso, sin duda, tenemos que avanzar.

¿Cómo se compatibiliza la responsabilidad social frente al tema y las posturas extremas de animalistas?

Yo creo que la responsabilidad es con nuestros hijos, con nosotros, con nuestra sociedad y, por supuesto, con un animalito que necesita condiciones especiales de cuidado, de espacio y que, evidentemente, puede seguir sus instintos y actuar de determinada manera y ahí, claramente, el responsable es el dueño.

¿Qué nos falta en el tema medio ambiental?

Tenemos que avanzar desde la educación. Siempre que hablamos de mascotas, de energía, de medio ambiente, por supuesto que tenemos que llegar siempre al tema de la educación, partir por nuestros niños.

Siempre me parece sorprendente que uno termine hablando con un colega, con un Periodista, sobre las medidas que hay que tomar. El lugar para hacerlo es, sin duda, el hemiciclo y hace falta ahí avanzar enormemente en temas de energía, de sustentabilidad, de medio ambiente y, también, de concentración del poder. Porque, evidentemente, cuando hablamos de HidroAysén, no solamente hablamos de regionalismo, no solamente hablamos de daño ecológico, sino también hablamos, de alguna manera, de la concentración de la empresa que va a tener a su cargo la energía. Creo que son temas muy apasionantes y que, por supuesto, dan para una buena discusión.

¿Las últimas manifestaciones te dicen que estamos empujando hacia eso? ¿Hay un cambio?

Yo creo que sí, la gente de a poco ha salido a las calles a exigir sus derechos, se ha apropiado más de los espacios públicos y, evidentemente, eso tiene que ver con hacerse cargo de distintos temas. El año que pasó nos ha demostrado que no es que las multitiendas sean malas, que las farmacias sean malas. Evidentemente hay malas prácticas de esos tipos de instituciones que hacen que se tenga que legislar y que hace que la gente tenga que defenderse.

En 11 de los 20 minutos asignados, Karen fue contundente con nuestra pauta, demostrando que, al igual que su agenda, ella está en todas, sin duda es lo que la hace merecedora del cariño de la gente. Por lo mismo, a la hora de cerrar, no desaprovecha la oportunidad para recalcar el cambio de conducta que cree debe tener Chile para enfrentar la problemática nacional de los animales vagos.

“Adoptar un animalito, cambiar un poco el concepto que tenemos de regalarle a alguien que, a lo mejor, no va a querer un perrito y pre ere otra cosa. No regalarlo, sino que esperar que esa persona voluntariamente vaya a adoptar un animalito. La esterilización, creo que de verdad hay un exceso de perritos en la calle y hay que ser responsables, pues no solamente lo pasan mal ellos, sino que provocan muchos problemas.

Hay que ser responsables con nosotros mismos, con nuestra sociedad, aunque es un tema bien impopular, porque uno dice que lindo que tenga perritos, claro igual es precioso, pero  nalmente, son perros que quedan botados”, nos asegura convencida de ello y con el peso de la práctica a su favor.

Es que como en sus mejores conducciones de programas, Karen Doggenweiler, cierra la entrevista con carisma, con un tono amable, de invitación a la re exión en busca de mejorar nuestra sociedad. Una vez más la Periodista todo terreno nos entrega un mensaje que aporta, que enriquece.

Entonces, ya está lista para seguir con su agenda y recordarnos que nos espera a las 16:30 hrs. en su casa junto a su perro Meíto, toda una estrella.

Rodrigo Rincón
Director Editor / Prensa SMMA
Master of Arts
Ciencias de la información
Universidad de Navarra
director@supermascotas.cl