Mauricio Bustamante: “A mis hijos les encantaría tener una mascota, pero esa decisión viene de la mano con una tremenda responsabilidad”

Periodista varias veces premiado por la excelencia de su trabajo. En TVN más que un conductor de noticias, un generador de opinión, activador de conciencias ante la realidad noticiosa. Hoy sin mascota en su familia, decisión que nos permitirá ahondar en cómo debe ser abordada esta opción en cada hogar. Su historia, una vez más, servirá para crear conciencia sobre un tema que en Chile necesita más reflexión para crecer en tenencia responsable.

La perra Luna, un pastor inglés, revoluciona con su presencia en el jardín de Mauricio Bustamante, a la espera de la foto de portada. Algunos de sus 5 hijos salen a mirarla y, de inmediato, sueltan un par de frases en relación a lo lindo que sería tener una mascota como ésa. Mauricio, también lo tiene claro y responde con breves palabras y gestos que, luego entenderemos, hacen referencia a un tema hablado en familia que no ha logrado acuerdo en relación a la responsabilidad compartida que implica tener una mascota en el hogar.

Con la misma amabilidad que se le ve informándonos en los noticiarios de TVN, así nos había recibido, momentos antes, en la entrada de su casa. Lugar conectado con la naturaleza que, rápidamente, nos hace olvidar estamos en Santiago y, sin problemas, nos transporta de regreso a Valdivia. El verde domina el entorno, el equilibrio de la construcción y la naturaleza genera tranquilidad e invita a quedarse.

Mauricio y Luna, conectan sin problemas, tanto que debemos interrumpirlos para hacer la entrevista o, mejor dicho, conversar con, nada menos, quien ha sido distinguido como Mejor Entrevistador de Televisión por la Asociación de Periodistas de Espectáculos y dos veces premiado como el mejor Presentador de Noticias, entre algunos de sus varios premios, para una carrera profesional que se inicia en Concepción, en el histórico y desaparecido Canal 5, ex señal local de Canal 13.

Cercanía con los Perros

Y es ahí, en la capital del Bíobío, donde Mauricio, el mayor de 4 hermanos, guarda sus primeros recuerdos con mascotas. “Mis papás, desde que tengo memoria, han tenido perros en la casa, hasta el día de hoy. Pastores Alemanes, fundamentalmente, perros guardianes y de ahí en adelante siempre he tenido contacto con los perros. Soy de Concepción al igual que tú, así es que cada cierto tiempo en que volvíamos a la casa de mis abuelos, de mis tíos, sí, siempre en contacto con mascotas perros guardianes. Una costumbre que se extendió de mis papas”.

Ya recién casado, el valor que asigna al contacto con estos animales lo llevó a un primer intento de tener uno. “Con Paulina, mi señora, nos compramos, justamente, un Pastor Inglés, un cachorrito que, lamentablemente, falleció por una enfermedad y eso, no sólo nos impactó y nos dio bastante pena, sino que nos dejó un tiempo largo sin mascota”.

Luego, con hijos, vino una segunda experiencia para incorporar un perro a la familia, “el punto es que el Labrador, que también lo compramos cachorro, en la medida que fue creciendo, fue haciendo las tareas propias de Labrador y empezamos a perder rápidamente el jardín (todo reímos). Así es que resolvimos entregarlo en adopción. Se lo entregamos a mi suegro que vive en la zona del lago Maihue (Mapudungu: Jarrito para beber) y ahí, Nacho, anda cazando conejos y haciendo una serie de otras cosas, con una vida espectacular”, nos cuenta con la tranquilidad de haberle dado un final feliz al segundo intento por tener un perro en casa.

¿Por qué hoy no tienes una mascota?

El porqué no tener mascotas hoy día, ha sido una opción que hemos discutido varias veces con mis hijos, yo tengo 5 niños. A ellos les encantaría tener una mascota, pero esa decisión viene de la mano con una tremenda responsabilidad. Y en el momento de las responsabilidades y de quien se va a hacer cargo de cada una de las responsabilidades que implica tener una mascota, no hemos avanzado mucho más allá de esa discusión y por eso estamos, por el momento, sin una.

¿Asumes en plenitud el concepto de tenencia responsable?

Por supuesto, no se trata de tener mascota porque está de moda, porque me lo regalaron y quise hacerme cargo, sino el tomar la decisión responsable de que si voy a tener una, un perro, un gato, un canario o el animal que sea, tengo que hacerme responsable de un ser vivo y para hacerme responsable, eso viene con los momentos alegres y con los momentos tristes. Y desde ese punto de vista, como te digo, en familia esto ha sido algo de varias discusiones, pero no hemos avanzado del quién, concretamente, se hace responsable.

¿La piedra de tope es quién se hace máximo responsable?

No, del compartir responsabilidades. Cuando tú lo tienes en familia y sobre todo en el caso nuestro con 5 niños, todos chicos todavía, el menor tiene 3 años, la mayor 14, cada uno tiene que hacerse parte de una cuota de responsabilidad. Porque cuando todos son responsables, al fi nal, nadie es responsable de cuidarlo. Porque a cada cual le gusta estar con sus amigos, le gusta pasear, nos gusta viajar. Entonces, qué hacer con la mascota cuando estás de viaje. En fi n, hay una serie de preguntas que, algunas de ellas, aún no tienen respuesta.

¿Qué crees le aporta a un niño relacionarse con los animales, con una mascota?

Una tremenda cuota de amor, de cariño y de responsabilidad, el hacerse cargo de un ser vivo. Al criarlo, saber que si no lo alimenta bien, puede enfermar y, eventualmente, puede fallecer. Generar vínculos, generar lazos, con algo en donde es parte importante su responsabilidad.

¿La experiencia de los 2 primeros cachorros que te deja?

Uno fue medio traumático (Pastor Inglés), porque agarró una enfermedad que desconocíamos, al principio, qué es lo que era. Dejó de comer, lo pasó muy mal. ¡Nosotros lo pasamos muy mal! Y, fi nalmente, falleció. En ese caso en particular, cuando inevitablemente viene la muerte de una mascota, también es parte del aprendizaje, es parte de la vida.

¿Qué falta en Chile en relación con la tenencia responsable?

Falta conciencia, no esperar que otros, Congreso, los políticos o el Gobierno, hagan algo por mi, esto es una vieja frase de un estadista, si no lo que yo puedo hacer (Jhon F. Kennedy, 1961, en su envestidura). Y, por eso, más que una ley, más que normas, más que sanciones o premios, tengo la impresión de que falta mayor conciencia, de cómo yo me hago responsable.

Así, cuando uno habla del problema de los perros abandonados, uno dice pero a ver, éste no es un problema del municipio, o sea, no es sólo un problema del municipio, no es sólo un problema de mi barrio, de que alguien los dejo tirado, es un problema de cada uno de nosotros.

¿Pero compartes que es un tema que las autoridades, muchas veces, no abordan de manera drástica por creer que el control de los perros vagos no es valorado positivamente por el público?

Esto pasa también por un tema económico. Cuando tú hablas de perros abandonados y quieres hacer responsable al municipio como ocurre en otras partes, lo que hay detrás de eso, más allá de que pueda haber una opinión favorable o desfavorable de la comunidad, es dinero que se hace necesario para enfrentar este tema. Lo mismo en el control de las razas peligrosas o cuando quieres controlar la importación de especies exóticas.

Cómo fiscalizas, cómo controlas, todo eso se traduce en dinero. Y en un país en vía de desarrollo como el nuestro, donde todavía tenemos tantas necesidades, este tema queda en segundo y tercer plano, en circunstancia que muchas gente dice ‘no, debería ser parte de nuestras prioridades’, ahí esta la discusión.

¿Cómo ves el tema del respeto al medio ambiente?

Fíjate que pensando en esta entrevista, hacía la misma refl exión, yo creo que todo, a la larga, va de la mano de la conciencia, de la auto conciencia y también de la responsabilidad. Hemos visto en el último tiempo como empresas que dicen ser socialmente responsables y que en sus sitios de Internet y en sus declaraciones de principios, hablan maravillas del medio ambiente y del entorno, en fi n, terminan priorizando los intereses económicos.

Detrás de esa empresa, de ese ente, hay personas, hay un dueño, hay un grupo de ejecutivos; detrás de esa comunidad afectada también hay personas, no es el vecindario, no es la ciudad, son personas que se relacionan con personas.

En la medida que haya conciencia y una cuota de responsabilidad de lado y lado se va a poder trabajar más en armonía. De nuevo, no es el tema si están las leyes, si están las normas, si están la sanciones, qué es lo que el otro va  a hacer por mí, sino que es lo que yo puedo hacer por mejorar el ambiente en donde yo vivo.

Por lo mismo, ¿qué están haciendo los Medios de Comunicación para generar esta consciencia?

No tanto como yo quisiera, a veces. Pero creo que los Medios de Comunicación tienen una serie de responsabilidades que están cumpliendo en la medida de las posibilidades de cada cual. Hay una responsabilidad de educar, de entretener, de informar, son las responsabilidades básicas de los Medios de Comunicación. Yo estoy tratando de aportar con mi pequeño grano de arena en las áreas de la información y educación. En la medida en que uno pueda dar espacio a nuevos actores, espacio a la discusión, a la opinión, espacio a la información, creemos, por lo menos en los espacios donde yo trabajo, que se logra hacer un aporte en estos aspectos.

Una misión que tiene clara y que extiende más allá de su trabajo en Televisión Nacional o Radio Infinita. Tras su viaje de 4 meses a la Universidad de Harvard, donde se concentró en el estudio de las redes sociales, tema que lo apasiona, hoy es moderador en Internet de Canal-i. Lugar en donde estos temas tienen mayor espacio y desde donde podrá aportar con más fuerza a generar esa conciencia que apela a nuestra responsabilidad, a lo que cada uno puedo hacer y no esperar lo que otros o el Estado hagan por uno.

Al cierre y en el espacio para dirigirse a nuestro público, Mauricio Bustamante, el reconocido profesional de las comunicaciones, sólo tiene palabras para “felicitar a todo el equipo de la Revista y, destaco, dentro de lo que los estuve viendo en Internet y en el ejemplar en papel, la constancia, lo tenaz que han sido en sacar un proyecto adelante”.

Valorando su trayectoria en los Medios de Comunicación, no podíamos no dejar estampado su reconocimiento que nos obliga en nuestra misión de seguir construyendo un espacio único para generar opinión, para crear conciencia en torno al cuidado de todo lo que nos rodea.

Entonces, viene la foto de portada y el Periodista Conductor de Noticias, vuelve a facilitarnos el trabajo, raudamente va en busca de una prenda que haga más contraste con el verde de su jardín y, así, favorecer la imagen, sin duda estamos con un profesional de las comunicaciones.

La sesión fotográfica todo un éxito. En este hogar parece que están esperando un Pastor Inglés.

Rodrigo Rincón
Director Editor / Prensa SMMA
Master of Arts
Ciencias de la información
Universidad de Navarra
director@supermascotas.cl