José Miguel Viñuela: Esperando su Cachorro

José Miguel Viñuela:

“Para tener una mascota hay que ser tolerante”

El ex animador de espacios adolescentes nos recibe a horas de ser padre. Sin duda su vida ha cambiado y él está preparado. Hoy nada es al azar, todo paso es una decisión pensada en pareja. Nueva etapa que también le permitirá recuperar su temprana relación con mascotas. Los perros mestizos con los que aprendió a jugar hoy le permiten elegir a uno de raza en función de su necesidad como familia, una que está a horas de completarse con la llegada del pequeño Diego, como se lo reveló a nuestra Periodista, Andrea Donoso.

Sin imaginarlo, sólo faltan poco más de 24 horas para que José Miguel Viñuela se transforme en padre chocho de Diego, su primer hijo junto a su pareja, la publicista Constanza Lira, cuando se reúne con el equipo de SMMA para esta entrevista.

Estaba ansioso y reveló que “en cualquier minuto” sería padre. “He estado involucrado 100 % en el proceso. Ha sido maravilloso, he ido a todas las consultas y ecografías hasta el proceso logístico de armar la pieza, ahora ya queremos conocerlo. Se llamará Diego, no José Miguel, porque es mucho el peso y quiero que tenga su propia identidad. Estamos felices, con ganas de tenerlo pronto en la casita para poder regalonearlo”, aseguró.

“Sueño con una familia numerosa, porque el verdadero pilar de la vida es la familia. Es ella la que está contigo en las buenas y en las malas”. Nuevo escenario para el que ya piensa con cambiarse pronto a una casa donde “Diego pueda correr, hacer más vida al aire libre”. Pero no es la única razón.

Es que el anuncio de ser padre también encendió en él las ganas de volver a rodearse de perros, como en su infancia y juventud, en la casa de su madre. “Siempre teníamos mestizos, los cuales eran bienvenidos en mi casa. Tuvimos a Kuiny y a Peper que pintaban para Pastores Alemanes cuando eran chicos, pero finalmente no crecieron. Después de que ambas murieron llegó la Kuky, que según mi mamá era una Pomerania, pero al final era una perra blanca con la cola parada, que dormía dentro de la casa y a la cual queríamos mucho. Luego llegó Martín que, según mi mamá, era un Poodle, pero no”. Época en que también tuvo un conejo, Rabito. “Ese conejo era el descueve, yo lo tenía en una jaula en mi pieza, le hacía cariño, le daba comida, pero al final lo solté en el patio de mi casa y si bien al principio iba todo bien, después se empezó a comer las hojas, las hawaianas de mi mamá, hacía hoyos, se empezó a portar pésimo, entonces tuvimos que regalarlo”.

¿De adulto e independiente, tuviste otra mascota?

Estando soltero no tuve animales. Vivía en departamentos y en algunos no me dejaban tener mascotas, además entraba y salía, estaba cargado de pega, me era imposible cuidar un perro. Hay que disponer de tiempo para pasearlo, por lo menos, dos veces en el día y en ese tiempo no lo tenía.

La última perra que tuve fue Frida. Fue un regalo que le hice a la Mary Godoy cuando estábamos pololeando. Era una Golden inscrita, hija de champion. Cuando era chiquitita era una perrita para modelar, de comerciales, pero creció y yo siempre he tenido la teoría que los perros tienen la personalidad de sus amos y era igual que yo: atolondrada y ansiosa, se pegaba en las paredes, entraba a la casa y al pasar por el living quebraba o botaba todo lo que había en la mesa de centro. Fue un verdadero aprendizaje para lo que viene ahora. Era una perra muy bonita y alegre, que cuando creció se puso mucho más inquieta, pero los Golden son perros muy fieles y amigables con los niños, súper buenos para el agua. Nosotros cuando nos íbamos a la playa, ella se pegaba piqueros. Sin embargo, la Mary la tuvo hasta que quedó embarazada y en vista de que se le tiraba encima, lamentablemente, tuvo que regalarla.

¿Consideras tener un perro nuevamente?

Hoy puedo tener un perro, porque en un tiempo más me voy a ir a vivir a una casa y nosotros lo que queremos con mi pareja es tener un Pastor Alemán, criar uno de cachorro. Porque es un perro fiel, que sabemos va a cuidar la casa, muy sociable con la gente que lo cría, los niños lo pueden abrazar, pese a ser un guardián. Ahora quiero y puedo tener un perro por el espacio y para que comparta en familia, para que crezca con los niños. Ahora, si bien estoy con harto trabajo, estoy con otra persona, voy a ser papá, va a ver gente en la casa, lo que no me pasaba antes y entre más agrandemos la familia, mejor, los perros son parte de la familia y yo además, quiero tener tres hijos y seguidos.

El perro va a estar ahí para los asados, para las fotos. Cuando era chico, los perros siempre estaban dentro de la casa, dormían con mi hermano o conmigo y si el día de mañana tengo uno, me gustaría que también entrara a la casa.

¿Cómo es la relación de tu pareja con los perros?

A ella le encantan, sus papás tienen tres perros, entonces tú llegas a su casa y tres perros se te tiran encima. Ellos adoran a sus perros y en el transcurso del tiempo han tenido varios y los que se han muerto, están enterrados en el mismo patio de su casa.

¿Serás un amo totalmente comprometido?

Uno no puede soltar a los perros así como así, porque eso hace que haya después perros callejeros que deambulan de un lado a otro, que tienen hambre y que muchos de ellos mueran atropellados. Para mí tener una mascota es como tener un hijo, hay que cuidarlo y darle cariño. Y si el día de mañana quiero que tenga cachorros lo haré de la manera más organizada y responsable posible. Si tienes perritos, de antemano saber que vas a hacer con ellos.

Pero no todos piensan como tú, por ello ¿qué te pasa a ti con los perros abandonados que andan por la calle?

Me da mucha pena, pero lo que me da más lástima, son los que uno ve atropellados en la carretera, eso me choca mucho. No hay tanta gente responsable que pueda hacerse cargo de los perros que andan por la calle y que son los que cruzan por donde no deben y al final nadie los respeta. Para mí ver a un perro atropellado es súper fuerte y en esos casos, en los perros sin dueño, justifico completamente la esterilización, no así para los que sí lo tienen y son responsables en su cuidado. A ellos les daría la opción.

Pero, ¿cómo hacemos para que el chileno cambie el chip y comprenda que no se debe botar a los animales, que se deben hacer cargo de sus mascotas?

Creo que hace 30 años la gente no dimensionaba lo que era tener una mascota, pero eso ha ido cambiando junto con el hecho de que el perro no es algo que vas a tener ahí en el patio botado, como un accesorio. Hoy la gente ha entendido que las mascotas son realmente parte de la familia, que ir al Médico Veterinario no es un cacho. El que quiera tener una mascota tiene que hacerse responsable de ella y eso es como tener un hijo. Hay muchas personas que tienen poca tolerancia con sus mascotas. Para tener una mascota hay que ser tolerante.

En la vereda opuesta están las personas que toman a sus mascotas como hijos, literalmente y los regalonea con ropa, hasta clases de yoga, entre otras cosas.

Me da risa. Los domingos mi hermano llega con su perra, una Terrier Chilena, y ésta, a veces, llega con calzones porque anda con la regla. Él le limpia las patitas, es una más de la familia, al medio de la cama, con su guagua. Ellos si viajan se llevan a la perra, porque ellos tienen dos hijos. Yo admiro eso, porque veo que tienen paciencia. Yo no sé cómo seré con mi perro, pero creo que uno se encariña tanto con sus animales que hace todo lo posible para que ellos estén bien.

Viviendo el Día a Día

En septiembre de 2012 y tras 15 años en Mega, donde estuvo a cargo del emblemático Mekano, José Miguel Viñuela arribó a TVN. Desde entonces el animador ha conducido los programas Apuesto Por Ti, Juga2, Vitamina V, Más Que 2 y Somos Locales, espacio que giró en torno a la reciente Copa América. Pero la crisis que afecta a la industria televisiva chilena, también lo ha tocado a él en cuanto a la sintonía de sus programas. “Ha sido un año difícil, pero entendiendo el contexto del canal, la industria ha estado complicada. La mayoría de los canales están pasando por crisis, cerrando áreas dramáticas u otros departamentos. La torta, siento que no da ya para tantos, por lo cual debe haber una reestructuración que es dura, donde se producen muchas pérdidas, pero creo que a la larga todo se va a normalizar”.

Ante ello, ¿cómo te proyectas en un año más?

No me estoy proyectando, estoy pensando en el día a día, más ahora que voy a ser papá, de disfrutar a concho el día, de sacarme la mugre, donde espero que mañana sea mejor. No me he planteado alejarme de la tele, pero tampoco me veo en ella a los 60 años. Yo empecé en televisión muy chiquito, a los 22 años, y de repente me dan ganas de pegarme un gran cambio, pero también me apasiona y me encanta la televisión y hasta que sienta que soy útil a ella estaré, si no daré un paso al costado.

El otrora animador del característico espacio juvenil Mekano estaba a horas de ser padre al término de esta entrevista. Hace años el ritmo de su vida ya no suena a música juvenil, hoy más que nunca la pausa, la reflexión toma fuerza en sus decisiones, unas que son de a dos y que lo tienen contento, cargado de energía que lo impulsa a conseguir nuevas metas, que lo han vuelto sobre experiencias pasadas que sueña con recuperar en beneficio de esa familia que ya posee. Entonces, tal vez, un cachorro no sólo humano esté por llegar al hogar del animador juvenil que se hizo reconocido conductor televisivo.

CREDITOS:

Agradecemos a Televisión Nacional de Chile, TVN, por fotografías programa Somos Locales

 logo-goldenLos perros León y Rumba que acompañan a José Miguel Viñuela, son del Criadero Von Dhul perteneciente al Club Golden Retriever Chile, agrupación canina que tiene como Medio Oficial tu Revista. 

donosoAndrea Donoso
Periodista / Prensa SMMA

prensa@supermascotas.cl

 

Mira más entrevistas>>

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *