Tras Amputación de Miembro Posterior: Tratamiento del Dolor de Columna

Enfrentar la amputación del cuerpo de nuestra mascota a muchos paraliza. Una vez asumida, vendrá un proceso de adecuación del animal y de nosotros a su nueva forma de vida. En el caso de un miembro posterior o anterior, la nueva distribución del peso del cuerpo generará dolores que, para el perro Jack, sólo encontraron alivio en la Medicina Tradicional China. Esta es su historia en las manos de la Periodista y Dra. Nancy Cuevas y su Veterinaria VetAcuP, especialista en esta ciencia para todas las comunas de Santiago, con atención a domicilio.

Jack, mestizo dálmata de 12 años, luego de cinco meses de haber sufrido la amputación de su miembro posterior derecho debido a un osteosarcoma, comenzó a presenta un fuerte dolor en la zona cervical y lumbo-sacra que le impide realizar sus actividades normales, incluso dentro de la casa. Tampoco encuentra alivio en la medicación con corticoides y analgésicos y cada noche llora de dolor.

En la primera consulta se observa muy contracturada la musculatura cervical y lumbo-sacra, con dolor a la palpación de estas zonas y de la cadera y pierna derecha que utiliza para sostener el peso del tren posterior. Jack se encuentra, además, con sobrepeso debido a la falta de ejercicio.

En condiciones normales, un perro carga en los miembros posteriores y anteriores el 40 % y 60% de su peso respectivamente. Al amputar uno de los miembros posteriores se altera la biomecánica del caminar y el peso debe repartirse en sólo tres miembros.

Las perros de talla grande, como Jack, pueden tener mayores problemas para adaptarse a sus nuevas condiciones biomecánicas, esto sumado al exceso de peso y a la edad avanzada de Jack, ha generado un proceso doloroso que disminuye su calidad de vida.

Tratamiento

En la primera sesión se realiza Electroacupuntura en la zona lumbosacra y cervical. Se insertan agujas en la zona de cadera y en puntos de medicina china para aumentar la energía y fortaleza de los miembros anteriores, tres posterior y circulación del Qi general del cuerpo.

Su dueña nos relata que luego de la primera sesión de acupuntura, notó un cambio en Jack, quien comenzó a moverse por la casa e, incluso, a subir escaleras; se encontraba más ágil y contento y dejó de llorar en las noches.

Para la segunda sesión la sensibilidad ha disminuido en la zona y la musculatura no se encuentra contracturada. Se realizan cuatro sesiones espaciadas, una vez por semana, período en que se disminuyó la dosis de medicamentos.

Debido a que el dolor asociado al deambular con tres extremidades sería una situación crónica para Jack, se realiza sesiones bimensuales para controlar el dolor sin medicamentos o con la menor dosis posible.

Durante un año Jack mantuvo una buena calidad de vida hasta que falleció producto de una metástasis del cáncer inicial. Su familia agradece este tiempo extra que pudieron disfrutar de su mascota y verlo en buenas condiciones hasta que llegó el momento de despedirlo.

nancy_cuevasDra. Nancy Cuevas
Círculo SMMA/Médico Veterinaria
Acupuntura y Medicina Tradicional China
nancy.cuevas@vetacup.cl  www.vetacup.cl
Atención a Domicilio
75493025 -Todo Santiago

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *