En Perros y Gatos: Vocalización que Molesta

Llegas a casa y no para de ladrar, quieres dormir y sus maullidos no paran, te visitan amigos y sólo basta iniciar la conversación para que el concierto de ladridos no se detenga. La Vocalización en perros y gatos tiene diferentes causas físicas, fisiológicas o de comportamiento. Junto a nuestro experto Columnista, Dr. Germán León, aprendamos como enfrentarla y sus posibles soluciones para recuperar la tranquilidad en casa.

La profesión de Médico Veterinario como otras, muchas veces nos mantiene en un accionar 24/7, pues cada vez es más difícil, afortunadamente, no estar en un lugar donde no haya o se hable de Mascotas. Así, en mi última reunión de amigos, el pequeño perro del matrimonio dueño de casa no dejaba de ladrar, impidiendo nuestra conversación.

Entonces las miradas las tuve una vez más encima y no era necesario dijeran nada. De inmediato les expliqué que esa conducta conocida como Vocalización en Perros y Gatos, tiene varios motivos y su solución pasa por, justamente, primero lograr determinar la causa que puede ser por dolor, atención, agresión o territorialidad.

conductismo44_interiorLa Vocalización, por lo general, sólo es un problema para los dueños cuando es excesiva o cuando no se puede controlar su inicio y duración. Debemos tener claro que ella es parte de la comunicación en estas especies. Así, cuando es excesiva, también puede indicarnos alguna enfermedad, dolor o alteraciones mentales (causas patológicas físicas), pero también situaciones normales (fisiológicas) como la vocalización de la gata en celo. Para ello debemos realizar examen físico y neurológico, para luego intervenir y lograr eliminar el problema.

Pero mis amigos me cuentan que la realiza en los momentos más inapropiados, además de ahora en que queremos conversar, también cuando quieren dormir o descansar. Les digo que es propio de este comportamiento, como lo son los ladridos excitatorios al momento de llegar los dueños a casa o previos a los paseos y, como lo estamos viviendo, frente a la llegada de visitas, impidiendo una conversación normal.

Sin duda una forma de llamar la atención, para jugar o por comida, siendo esto último más intenso en gatos y principalmente de noche. Pero debes considerar que, a su vez, la disfunción cognitiva más propia de Mascotas seniles, gatillará cambios en el comportamiento de tus perros y gatos, la que debe ser explorada por tu Médico Veterinario.

Cómo Enfrentarla

Cuando se trata de un tema conductual, la falta de intervención en los primeros episodios es interpretado por las Mascotas como una incapacidad de control sobre ellos y de esta manera ellos estimulan o alientan a que sus propietarios lo logren.

Debemos identificar un disparador del comportamiento, el solo hecho de evitarlo apaciguará los síntomas. Por ejemplo, a los gatos que vocalizan de noche si les impides el acceso al dormitorio, encerrándolo en una habitación lejana, hará que el comportamiento desaparezca.

En términos generales, ten presente enseñar la orden Callado, eliminar el estímulo causante, contracondicionamiento, aumentar el control, cambiar rutinas diarias y premiar con caricias y juegos. No olvides que la constancia y la rigurosidad en el tratamiento hará que puedas revertir la situación y que mientras más temprano intervengas la conducta, mejor y más rápido se logrará eliminar el problema.

No hay predisposición de razas, aunque en perros es más común en las de guardia, y en gatos, los siameses.

germanDr. Germán León
Círculo SMMA / Médico Veterinario
Clínicas Melipets
drleon7@hotmail.com  –  www.melipets.cl
San Bernardo, Balmaceda 431 – 22858 0940;
Melipilla, Pardo 242 – 22831 2911;
Curacaví, Av. O’Higgins 1252 – 22835 3304