Unidad Canina de Los Andes: Hombres y Perros al Rescate

País de desastres, país geográfica y climáticamente peligroso. Las unidades de rescate canino deberían ser parte de la nueva Constitución Política, sin embargo su existencia es tan agónica como las mismas vidas que increíblemente logran rescatar. Sin apoyo del Estado conozcamos la historia del nacimiento de la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate Aconcagua Los Andes Chile, gracias el espíritu de un grupo de hombres que no claudicó en conseguirlo y mantenerla.

Maquinarias removiendo escombros tras derrumbes, terremotos, avalanchas u otros desastres, en sitios donde aún podía haber sobrevivientes, esa era la forma de actuar no hace mucho tiempo. Impensado para las generaciones de hoy, acostumbradas a ver en acción a unidades caninas especializadas en rescate, logrando salvar vidas desde las zonas de desastre. Y cuando no es así, su accionar permite que los familiares puedan recuperar los cuerpos para despedirlos y no que queden a la suerte del trabajo de la maquinaria pesada.

Asentamientos humanos en zonas cordilleranas, una ruta internacional que atraviesa la cordillera, el centro turístico invernal de Portillo, la práctica de deportes de montañismo, temblores y terremotos, aludes y avalanchas, por nombrar algunas características demo y topográficas, demandaban que Los Andes contara con una unidad de rescate canino.

Necesidad que el año 2005 asume casi como obligación, Jaime Arrieta, ayudante de la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos, asistiendo al Primer Curso de Perros de Búsqueda y Rescate de Llay-Llay. Tras su aprobación se propone en la Compañía la creación y formación de una unidad de búsqueda con perros especialmente entrenados.

Historia que Suma Voluntades

Son lo inicios de la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate Aconcagua Los Andes Chile (Ver Recuadro), perfectos binomios hombre perro capacitados para actuar en zonas urbanas, agrestes, en avalanchas, aludes, terremotos, inundaciones, entre otras a la hora de necesitarse la búsqueda, localización y rescate de personas perdidas, extraviadas o sepultadas bajo cualquier condición climática y de terrenos.

Labor social desinteresada donde el espíritu humano se muestra en toda su riqueza, un accionar que es apoyado por otros profesionales, como el Dr. Luis Raiteri, Médico Veterinario Círculo SMMA, Clínica Centenario, quien constantemente entrega capacitación y, además, apadrina veterinariamente a 2 de los ejemplares, pues siente que es su deber “aportar con mi trabajo a una labor necesaria para la sociedad, una unidad de rescate que, lamentablemente, todos podemos requerir venga en nuestro auxilio o de un ser querido”.

Vocación de servicio que ha hecho crecer a esta Unidad de rescate que ya suma 20 voluntarios y 15 ejemplares caninos entre razas y mezclas, dispuestos a actuar en cualquier situación de catástrofe, de peligro humano o animal, en las peores condiciones climáticas y demográficas, en cualquier punto del país y también del extranjero. Porque un día lo soñaron y hoy son la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate Aconcagua Los Andes Chile, sin ningún apoyo económico del Estado.

Los Inicios:
Año 2005 y los Bomberos Jaime Arrieta y Rodrigo Díaz adquieren dos ejemplares Labrador Retriever, para el proceso formativo de la naciente unidad de búsqueda y rescate. A la hembra Sasha y el macho Ksam se sumarán las hembras de la misma raza, Luna y Sammy, junto a sus guías los voluntarios Johans Canabes y Ricardo Lazcano Báez. Grupo que el 29 de marzo del mismo año permite se funde la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate Aconcagua Los Andes Chile. El 2010 adquiere personalidad jurídica, independizándose del Cuerpo de Bomberos.

rodrigo_rincon_2Rodrigo Rincón González
Director Editor / Periodista
Master en Ciencias de la InformaciónUniversidad de Navarra
Prensa / SMMA
rodrigorincon@supermascotas.cl