Bicicleta V/S Automóvil Un Taco de Diferencia

La Serena, Santiago, Curicó o Puerto Montt, lo cierto es que no hay ciudad que no sufra con la congestión vehicular, tema que parece sin solución. Sin embargo, todo indica que una vez más resolver el problema está en nosotros y ello es más fácil que buscar nuevas rutas para evitar los tacos y/o levantarse al alba para no lidiar con el tráfico y el estrés que éste conlleva. Pero acostumbrados al automóvil no es sencillo volver a pedalear.

bicicleta_2Los  lunes por la mañana y los viernes por la tarde son los días y horarios peak del atochamiento vehicular. Así lo asegura la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT). Y en la ciudad más poblada de nuestro país, Santiago, hay sectores donde esta realidad se convierte en una verdadera pesadilla. ¿Ejemplos? Av. Manquehue con Presidente Riesco (Las Condes), Av. La Florida con Américo Vespucio (La Florida), Eliodoro Yáñez (Providencia), Enlace Ruta 5 con Américo Vespucio (Quilicura), Pedro Fontova (Huechuraba) y Américo Vespucio con Pajaritos (Maipú) entre otras muchas.

Problema nacional para miles de personas que las ha hecho optar por medidas radicales para evitar el estrés que genera estar más de una hora arriba del auto. Una de ellas es salir antes de las 7 am del hogar o apostar por nuevas vías.

Lo anterior se ve reflejado en reciente estudio del Automóvil Club Chile, en el cual participaron 600 conductores de ambos sexos y de diferentes estratos sociales de las comunas urbanas del Gran Santiago. En la encuesta se descubrió que el 64% de los automovilistas experimenta sensaciones de estrés en horario punta, mientras que un 46% reconoce conducir con molestia cuando se desplaza por la ciudad en zonas de alto flujo vehicular.

Encuestan Que No Perdonan

Las cifras demuestran que un 40% de los encuestados asegura que cada año llega más atrasado a sus actividades; un 38% revela que se las ha ingeniado para descubrir nuevas rutas para trasladarse; un 32% reconoce haber tenido más altercados en la vía pública con otros automovilistas, y un 23% que aumentó el uso y manipulación de su teléfono inteligente detrás del volante.

Otro hecho relevante es que el 80% de los encuestados cree que el tráfico empeorará durante 2016, mientras que un 44% considera que es un problema al que no se le ha dado solución. En este último punto, el 67% de los encuestados propone que la solución pasaría por mejorar la sincronización de los semáforos, un 60% pide dotar con más buses el Transantiago y extender el Metro, mientras que un 47% pide más vías segregadas para el transporte público. Rescatamos entre las ideas para solucionar el problema quienes se manifiestan por la ampliación de las ciclovías (46%), la incorporación de otros medios de transporte (43%) y fomentar el uso de vehículos más pequeños para la ciudad (41%), como los city cars y las motocicletas, así como también eliminar los estacionamientos en superficie (29%), compartir el auto con otras personas (23%) y restringir la compra de vehículos (15%). Sólo un 12% valida la implementación de la tarificación vial y un 24% señala estar de acuerdo en ampliar la restricción de los vehículos catalíticos para descongestionar las calles de Santiago.

¡Cómprate una Bici, Perico!

A inicios de los 80, con el boom económico que imperaba entonces, el vehículo se reafirmó como símbolo de estatus. No ser dueño de uno dejaba en evidencia el estrato social al que se pertenecía y era causa de angustia y burla para muchos. No obstante, 30 años después, ese concepto ha quedado archivado y hoy subirse a una bicicleta se asocia a conciencia social y a un estilo de vida más deportivo.

Además, para muchos, es la gran respuesta para disminuir los tacos en todas las ciudades de Chile. Aumentar las ciclovías, hacer vías exclusivas e interconectadas permitiría transitar más seguro y evitar el estrés y la angustia que puede generar la conducción.

bicicletasBikeSantiago es un emprendimiento social auspiciado por un importante banco y que, precisamente, fomenta el uso de la cleta en cinco pilares: “Olvídate de los tacos, Ahorra tiempo y dinero, Mejora tu calidad de vida, Contribuye con el medio ambiente y Muévete con tranquilidad”. Actualmente BikeSantiago permite desplazarse por 14 comunas del Gran Santiago. No obstante, en una ciudad cuya conectividad deja aún bastante que desear, la bicicleta lucha por tomarse las calles, pese a la inseguridad que conlleva.

Así, son las generaciones más jóvenes, los llamados Millennials, esos que nacieron entre los años 1981 y 1995, los que más apuestan por este sistema. Son los que han empujado la conciencia de miles de personas reacias a dejar el auto, pese a los dolores de cabeza que éstos les genera.

Dejar nuestro auto y optar por una bicicleta o una motocicleta es una excelente alternativa mirada desde la racionalidad. El ahorro monetario es considerable y los beneficios en salud y otros son múltiples. Un ciclista no paga permiso de circulación, revisión técnica ni tag, además su estado físico es impecable y contribuye a un ambiente libre de contaminación.

Claramente, el taco, sinónimo de estrés, puede ser evitable, pero la decisión es tuya. Las opciones macro tardarán años en implementarse, pero está en tus manos dejar el estrés. La bicicleta no sólo te beneficiará a ti, el planeta y el resto de los seres vivos te lo agradecerán.

¿Nos animamos? Aquí está el taco de diferencia entre la bicicleta y el automóvil.