Análisis de un Especialista: El Rodeo y La Fisiatría, Colleras Opuestas

Declarado Deporte Nacional en 1962, el Rodeo hoy está en la medialuna de la polémica. Un par de colleras lo enfrentan dispuestas a anotarle 9 puntos que lo dejen encerrarlo en el libro de la historia. Hasta ahora en los Medios de Comunicación sólo se escucha un discurso sin espacio para verdaderos expertos en la materia. Comencemos a conocer otros antecedentes, datos y estudios con la pluma de uno de nuestros Columnistas especializados, el Médico Veterinario, Dr. Félix Cárdenas, Magister en Salud Pública, Diplomado en Medicina del Deporte y Ejercicio, Director Médico del Centro de Salud Animal Beckenham, Unidad de Fisiatría y Rehabilitación Física Animal, Talagante.

Llega Septiembre y aumenta la actividad Médica Veterinaria en animales de talla mayor, consultas que comparten ciertos signos clínicos de corte preocupante, pues no concuerdan con las actividades normales de un campo o criadero, más bien parecen producto de un accidente automovilístico. Novillos y caballos deben recuperarse de la celebración del 18.

Durante el Gobierno de Jorge Alessandri Rodríguez, el Rodeo fue declarado Deporte Nacional. Pero si hablamos de deporte debemos entenderlo como la práctica de una actividad física, ejercida como juego o competición que supone entrenamiento y sujeción a normas. Y para quienes trabajamos en Medicina del Ejercicio o Fisiatría el deporte significa el desarrollo y utilización de movimientos, gestos y rutinas estudiadas, probadas y biomecánicamente correctas.

Existen disciplinas deportivas en equipos o en solitario, para las que, incluso, se han diseñado implementos que mejoran la ergonomía como calzado, bicicletas, balones, etc., y también protocolos de alimentación. Esta manera de vivir los deportes o disciplinas deportivas hacen que los accidentes o heridos sean casi un error o un punto en el destino y completamente involuntario e indeseado como fenómeno deportivo.

Aplicando el Concepto

Es esta definición del deporte la que debemos llevar a la arena del enfrentamiento que hoy se está dando entre los defensores del Rodeo como una práctica deportiva y quienes alegan no lo es e, incluso, van más lejos y acusan de barbarie. Así, podemos establecer que en él no existe un análisis de movimientos biomecánicos, ya que el jinete se basa en el sobre- esfuerzo animal para el objetivo. Son gestos mecánicos violentos y de choque, más bien movimientos desarrollados en la urgencia de dos criaturas obligadas a pelear y empujarse.

Desde el punto de vista médico, sin duda una disciplina que daña tejidos corporales por presión, tensión y auto compresión, que doblega a uno de los dos participantes como resultado de la imposibilidad mecánica de poder librarse, correr y salvarse. Luego, si pudiéramos hablar de equipos, no existe una relación ya que siempre el número de animales doblegados es menor respecto a los que los empujan y acorralan violentamente.

A la hora de entrar en el análisis de implementos diseñados para mejorar la ergonomía de su práctica, podemos decir que ellos son pobres, si no nulos, ya que no existen elementos físicos protectores que tengan la función de evitar los daños que ocurren a los animales enfrentados, tales como fisuras óseas, desgarros musculares, heridas corto-punzantes, traumatismos craneales y fracturas vertebrales y de costillas entre otras. Además, se debe considerar que el jinete otorga clavadas en la pared abdominal del caballo con las espuelas y es este mismo animal quien está en riesgo si es que la víctima (novillo) intenta defenderse.

Producidos estos daños, cualquier deportista, cualquier animal debería seguir un procedimiento clínico para su recuperación. En nuestra próxima entrega te lo contamos…

dr_felix_cardenasDr. Félix Cárdenas
Círculo SMMA / Médico Veterinaria
Director Médico Centro de Salud Animal Beckenham
Unidad de Fisiatría y Rehabilitación física animal
Arturo Prat 555   Fono: 22815 8782
drfcs@beckenham.cl  – Talagante, Santiago