En Perros y Gatos: Lamido Excesivo

Es una conducta normal de acicalamiento que, a su vez, los ayuda a relajarse, pero cuando es excesivo, estamos frente a una conducta anormal con consecuencias graves desde diferentes puntos de vista. Para actuar oportunamente conozcamos como diferenciar una de otra y qué debemos hacer para evitarla, como siempre, gracias al relato experto del Dr. Germán León, Director Médico de Clínicas Melipets, Círculo SMMA.

Esta conducta puede ser dirigida a sí mismos, generándole pérdida de pelo y lesiones cutáneas, a veces muy graves. También puede ser dirigida a personas u otros animales. No existe predisposición racial, ni de sexo y puede ocurrir en perros y en gatos.

Para pesquisar el problema en nuestra mascota debemos determinar:

lamido2_ed451. La composición del hogar: personas y otros animales (detectar sitios de conflicto)

2. Rutinas diarias: alimentación, ejercicios, juegos e interacción social

3. Si existe enriquecimiento ambiental: comederos, juguetes u objetos lúdicos

4. Duración y progresión del comportamiento. Larga data: peor pronóstico

5. ¿Cómo es cada episodio?

6. Cuando interrumpimos el acto ¿cuánto tiempo pasa para que lo reanude?

7. ¿Existen estímulos desencadenantes?

8. ¿Cómo respondemos al lamido? Cualquier forma de atención, incluyendo el castigo, puede perpetuar el problema

9. Tratamientos aplicados desde el punto de vista físico (enfermedades primarias) y conductual  (sólo conductuales como farmacológicas)

10. ¿Qué pasa cuando te ausentas? Si el lamido es sin testigos, te recomiendo grabarla.

Junto a esto y para lograr un buen diagnóstico siempre debemos realizar una evaluación física, neurológica y dermatológica (Dermatólogo Veterinario)

Los posibles tratamientos dependerán de los hallazgos que realicemos en nuestros exámenes. Identificar y eliminar disparadores, reestructurar la relación mascota-dueño, identificar y eliminar todas las formas de refuerzos positivos al lamido (las miradas, los NO y los empujones, pues ya captó tu atención), ignorar al animal cuando se está lamiendo y acariciarlo cuando está calmado o quieto. Si sospechas de ansiedad, no aplicar castigos físicos ni verbales. Realizar enriquecimiento ambiental, aplicar contracondicionamiento y usar collares especiales que envuelvan su hocico. El uso de fármacos sólo debe ser bajo medicación de tu Médico Veterinario.

Sus Orígenes:
* Dolor o irritación secundaria a artritis u otras patologías óseas
* Enfermedades dérmicas primarias
* Ansiedad
* Desórdenes compulsivos
* Uso de productos cosméticos
* Alergias o atopias

germanDr. Germán León
Círculo SMMA / Médico Veterinario
Clínicas Melipets
drleon7@hotmail.com  –  www.melipets.cl
San Bernardo, Balmaceda 431 – 22858 0940;
Melipilla, Pardo 242 – 22831 2911;
Curacaví, Av. O’Higgins 1252 – 22835 3304

Guardar

Guardar

Guardar