Sea Shepherd: Salvando a los Delfines

En diferentes océanos, bajo amenazas, en las peores condiciones, un grupo de activistas trabaja en la más absoluta ignorancia del resto del mundo. Su misión, acabar con la destrucción del hábitat y la matanza de la fauna en los océanos. Libran batallas desiguales, como la que busca salvar a los delfines. Conozcamos como nuestro aplauso y alegría que se siente en Parques Acuáticos de diversión, trae destrucción y dolor para éstos y otros maravillosos animales que son cazados para nuestro deleite. Nuestra Periodista, Andrea Donoso, tomó contacto con Sea Shepherd Chile y conoció los detalles de este drama que no vemos y que amenazaría con extinguir a los delfines en 20 años.

Así relatan en su fan page de facebook las últimas acciones que ha emprendido Sea Shepherd en las costas de Taiji, Japón, para impedir la caza de delfines con fines comerciales.

En marzo de este año, Manuel Palacios, activista chileno de esta ONG, viajó hasta el lugar y fue testigo de la triste postal que entregan los japoneses en torno a este tema.

“Los barcos se instalan en el paso migratorio que tienen los delfines, localizan una manada y, a través del ruido, los empujan a una playa en forma de herradura. Van pegándoles palos a los barcos y así ellos se desorientan. Ponen una malla y los encierran. Al día siguiente, llegan los entrenadores de los shows y eligen a los que no tienen cicatrices y a las hembras jóvenes”.

Destrucción para la Diversión

Hasta aquí el relato para muchos podría no provocar ninguna reacción e, incluso, avalarlo como una forma de poder capturarlos y después tenerlos en las espectáculos marítimos para el goce de todos.

Pero la captura y sus consecuencias no ha terminado, nos relata, en primera persona, el activista chileno, quien asegura que los delfines que son elegidos por los adiestradores de show acuáticos, “los matan ahí mismo, los separan de sus familias. Todos terminan nadando en la sangre de otros. Luego, la gente en los acuarios ve a los delfines lindos y ‘felices’, pero no saben que éste es un depredador, caza para comer y dentro del entrenamiento le enseñan a comer pescado muerto. La mayoría muere en esas jornadas por estrés, enfermedades varias y problemas gastrointestinales. Los delfines salen a los shows muertos de hambre. Por ello saltan y hacen piruetas, porque cada vez que las realizan les dan un pescado”.

Para Palacios, de continuar este tipo de show, que conlleva una caza indiscriminada y cruel, los delfines podrían extinguirse en los próximos 20 años. “Es horrible, el delfín es el animal que más se estresa en cautiverio. Ellos en el océano nadan decenas de kilómetros a diario y cuando son cazados, pasan a una piscina diminuta con ruido y gente pataleando. Eso es súper chocante”, puntualiza.

Realidad que hizo pública Ric O’Barry, el otrora entrenador del delfín actor más famoso del mundo, Flipper. Hoy él es el activista más férreo en la defensa de estos cetáceos a nivel mundial. En el documental The Cove, O’Barry, asegura que “yo originé el anhelo de cazarlos, de tanto besarlos y abrazarlos… pasé 10 años construyendo esta industria y he pasado los últimos años tratando de derribarla… contribuí a crear la mayor matanza de delfines en todo el planeta… Tengo que vivir para ver el final de esta masacre”.

Chile sin Conciencia

Y aunque nuestro país es Santuario de Cetáceos, la caza de delfines está prohibida; otras especies, como la merluza y el congrio, están en peligro debido a la Pesca de Arrastre que, Carolina Henríquez, coordinadora nacional de Sea Shepherd, cataloga como “el depredador máximo de las costas chilenas y sigue ocurriendo a vista de todos. El problema es a lo largo de todo Chile, salvo algunos sectores, como en la Isla Juan Fernández, donde los pescadores saben administrar sus recursos. Falta mucha educación con respecto a la sobreexplotación”.Pero no es lo único donde los chilenos estamos fallando. A juicio de Carolina, el cuidado de nuestras playas aún deja mucho que desear. Así, Sea Shepherd Chile organiza constantemente limpiezas, que buscan, además, educar e informar sobre este tema. Pero en estas jornadas también hay sorpresas, “ha pasado que la gente nos trae basura, pero de su casa”.

Para la organización, los chilenos no nos hacemos cargo de nuestra basura y sus consecuencias para el medioambiente y, por ende, para nosotros. “No ha habido un cambio significativo en los chilenos. Hay una mayor conciencia, pero al momento de aplicarla todavía están un poquito flojos. La gente no tiene conciencia de las acciones dañinas que hacen, del impacto que generan al medioambiente. Esto parte por uno mismo”.

Declaración Pública:

Sea Shepherd Conservation Society (SSCS), Fundada en 1977, es una organización ecologista internacional, sin ánimo de lucro, por la conservación de la fauna marina, cuya misión es acabar con la destrucción del hábitat y la matanza de la fauna en los océanos del mundo, con el fin de proteger y conservar el ecosistema y las especies.Si deseas ayudar o ser parte de Sea Shepherd Chile puedes escribir a chile@seashepherd.org