¿Las mascotas pueden sufrir de hipertensión arterial o presión alta?

Efectivamente existe la Hipertensión Arterial en perros y gatos o presión alta, pero no es una enfermedad primaria como ocurre con las personas. Casi en la totalidad de las mascotas diagnosticadas como hipertensas la padecen como un signo secundario, asociado a otra enfermedad de base.

Las patologías que con mayor frecuencia desencadenan hipertensión en los perros y gatos son las cardiovasculares (corazón), renales (riñón) y las relacionadas con el funcionamiento metabólico, como la diabetes. La hipertensión afecta al 10% de los perros y sobre un 50% de los gatos de edad avanzada, no depende de factores genéticos, pero otros aspectos, como el sobrepeso, sí pueden influir en que un animal la padezca.

La presión que más nos interesa es la sistólica, o sea la presión alta, que normalmente debe  estar entre 100 y 120 mmHg; si está entre 160 y 180 mmHg, se considera sospechoso y arriba de 180 mmHg es hipertenso.  Es muy importante el estado de ánimo en el momento de la toma, ya que en animales muy estresados tiende a subir la presión.

Un animal con hipertensión necesita un tratamiento para la enfermedad que la provoca y para la propia presión alta. Así, se pueden prevenir daños en órganos vitales, como el corazón y los riñones. Si tu perro o gato tiene más de 8 años, es importante empezar a controlarle la presión para descartar problemas que pongan en riesgo su vida.

luisDr. Luis Raiteri
Círculo SMA / Médico Veterinario
Clínica Veterinaria Centenario
Pozo Almonte 295 – Los Monjes –  3446 9968
veterinariacentenario@gmail.com – Los Andes

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *