Pez Escorpión: Belleza que Puede Matar

Pertenecen al grupo de agua salada, son realmente hermosos, su coloración no es tan impresionante como lo son el despliegue de sus aletas en el cuerpo. Pero, ojo, no hay que confiar en él, incluso en el caso de haber pasado largos años en mutua compañía, ya que una simple limpieza de acuario puede asumirla como una amenaza y se defenderá de su propio amo.

Siempre que admiro un acuario me preocupo de observar en cada uno de sus rincones, pues a veces tiene algo más con que fascinar al espectador. Así me ocurrió hace años, cuando observando por primera vez el acuario marino de un amigo encontré en él, al cabo de un rato, algo que me maravilló.

Era un fabuloso Pterois volitans, comúnmente conocido como el Pez Escorpión. Una denominación que, definitivamente, debemos considerar a la hora de interactuar con él. Pertenece a la familia de los Escorpénidos, grupo en el cual encontramos varios representantes, todos ellos con la característica de ser peces venenosos.

Esta fascinante Mascota, pez que pertenece al grupo de agua salada, es realmente hermosa, su coloración no es tan impresionante como lo son el despliegue de sus aletas en el cuerpo. El tamaño de ellas es verdaderamente desmesurado mientras la coloración de su cuerpo puede presentar sólo dos o tres tonos dependiendo de la especie. Algunos son de origen indo-pacífico, viviendo preferentemente en zonas donde puedan encontrar protección entre rocas y corales. Gusta de vivir en un acuario con características similares a las que encuentra en su medio natural de origen.

Muy sociables entre sus congéneres, pueden vivir solitarios en un acuario espacioso, pero lo normal será verlos en pequeños grupos en donde se muestran tolerantes unos a otros a diferencia de lo que ocurre en ocasiones con otros peces depredadores. Quien quiera mantener un grupo de éstos necesitará contar con un tanque de grandes dimensiones ya que no es pequeño, logrando alcanzar los 20 centímetros en el acuario y en ocasiones aún más.

No son la elección perfecta si eres un acuaristas que le gusta observar peces pequeños, ya que de incluir un Escorpión, lamentablemente, verás tarde o temprano como éste los toma como uno de sus alimentos diarios. Son pececillos depredadores, merodean por el arrecife en busca de presas que quepan en su boca, pero acá no nos dejemos engañar, este ejemplar no conoce las proporciones y su boca es realmente grande siendo su arma de ataque a la hora de procurarse alimentos. Es una boca protráctil, que le permite engullir presas incluso más grandes para su propio tamaño.

El pez escorpión tiene sobre el lomo una serie de espinas que protegen su delicado cuerpo, todas ellas no son otra cosa que una verdadera aguja hipodérmica natural, estando conectada en la base con una glándula productora de la toxina y que en el momento de ejercerse presión por la base de la espina comienza a fluir el veneno inoculando a su agresor con una dosis que, dependiendo de la cantidad, puede incluso terminar con la vida del infortunado agresor.

Respecto a los efectos en el ser humano, tenemos que señalar que no sucede lo mismo con la inoculación de veneno por todos los miembros de la familia de los Escorpénidos, ya que éstos comprenden también a los Peces Piedra y a los Peces Escorpión de pequeño tamaño, y en ambos casos el veneno en ellos es mucho más poderoso que el del Pez Escorpión, más frecuente en las tiendas de mascotas: el Pterois Volitans.

No confíes en tu Pez Escorpión, incluso en el caso de haber pasado largos años en mutua compañía, ya que se puede transformar en una desagradable sorpresa, pues sin saberlo él se podrá sentir amenazado y se defenderá de ti, de su propio amo que lo único que trata de hacer es poner en condiciones una pecera sucia o desarreglada.

TIPOS:
Pterois volitans
Pterois alternnata
Pterois radiata
Sebastapistes cyanostigma
Dendrochirus zebra
Taenianotus triacanthus
Rhinopias aphanes
Dendrochirus biocellatus
Dendrochirus brachypterus

Carlos Valdés
Círculo SMA
Aquazone
Colocolo #357- Local 30- 2do Nivel
aquazonechile@gmail.com
Concepción