El Gato Andino

NOMBRE: Leopardus jacobita. Se conoce popularmente como Gato Montés Andino, Gato Jacobita, “Chinchay” en Quechua o “Tití” en Aymara.Uno de los felinos menos conocidos en el mundo y el más amenazado en toda América. En Chile se considera una especie rara y escasa, por su extrema baja densidad con tendencia a disminuir, estimándose el tamaño de la población en edad reproductiva menor a 250 individuos, número insuficiente para asegurar su subsistencia.

CABEZA: Se caracteriza porque sus orejas son grandes y ligeramente redondas y su nariz es negra, lo que lo diferencia del Colocolo con el que comparte territorio y habitualmente lo confunden.

CUERPO: Con un peso aproximado de 4 kg es un poco más grande que un Gato Doméstico, 57 a 85 cm. entre cabeza y tronco, siendo la cola evidentemente más larga, alcanzando 41 a 48 cm. con la marcada presencia de seis a nueve anillos obscuros y la punta clara. Gracias a ella puede mantener el equilibrio cuando persiguen a sus presas. Esta parte de su cuerpo lo diferencia del Gato Colocolo, con el que habitualmente lo confunden, éste último tiene la cola más corta y con menos anillos.

PELAJE: Largo, sedoso y moteado. Dorso gris opaco, lateralmente grisáceo platinado y el vientre es claro, generalmente blanco. Presenta barras negruzcas en el cuello y hombros, la cabeza tiene líneas poco notorias y dos franjas negruzcas a ambos lados de las mejillas que encierran una zona blanquecina. Sus patas robustas y manchadas de color negro, con las plantas de color café.

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT: Sectores altiplánicos de la puna del centro-sur de Perú, Bolivia, Chile y noroeste de Argentina. Ha sufrido un proceso de reducción, siendo posible encontrarlo en Chile solamente en el altiplano de las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá, aunque eventualmente podría llegar hasta la Región de Atacama e, incluso, más al sur. Se encuentra asociado a zonas rocosas, desprovistas de árboles, con condiciones climáticas muy extremas, viviendo en áreas entre 3.000 y 4.800 metros de altura.

CONDUCTA: Poco conocido y estudiado, pues en muy pocas oportunidades ha sido observado en estado salvaje, pese a que en ellas ha mostrado un comportamiento tranquilo, sin temor a la observación del ser humano.

ALIMENTACIÓN: Roedores de tamaño pequeño y mediano, chinchillas y vizcachas, ahora su presa principal, alcanzando un 44% del total de su dieta, además de aves acuáticas y terrestres, huevos y reptiles.

AMENAZAS: Asociadas principalmente a la cacería y persecución, debido a costumbres religiosas de los pueblos altoandinos, quienes utilizan sus pieles para atraer la buena suerte en las cosechas y ganadería. La masiva extinción de las dos especies de chinchillas (Cola Larga y Cola Corta siglo XIX e inicios del XX) generó un efecto desastroso sobre su número. Actualmente se suman las jaurías de perros asilvestrados que se alimentan de ellos, como te lo contamos en la Edición anterior del inicio de esta sección.

CONSERVACIÓN: La caza y captura de esta especie se encuentra prohibida en Chile, debido a las disposiciones de la Ley de Caza y su Reglamento en atención al nivel de amenaza que posee la especie. Investigadores de todos los países del área de distribución formaron la Alianza Gato Andino, con el propósito de incrementar la investigación sobre la especie y promover acciones de conservación. La especie está incluida en el Apéndice I de CITES.

Dra. Cynthia Salinas Lizama
Círculo SMA / Médico Veterinaria
Centro Veterinario Llacolen
Asesora Científica SMA
Pedro Aguirre Cerda #815
Fono: 41237 5274
centroveterinariollacolen@gmail.com
asesoriacientifica@supermascotas
San Pedro de La Paz – Concepción