Salto Sobre las Personas

Regresas a casa y esperas que tu perro manifieste su felicidad, pero cuando lo hace apoyando sus patas delanteras en ti, manchándote la camisa o blusa blanca, o cuando vienes cargado al punto de hacerte caer, el saludo se torna en un problema, conducta que se conoce como Salto Sobre las Personas.Cómo evitarlo, cómo enseñar o reentrenar al perro, sigamos aprendiendo con nuestro Columnista el Dr. Germán León, Clínicas Melipets, Circulo SMMA de Chile.

El Salto de los Perros es normal como parte del saludo y como parte de juegos entre ellos, pero muchos dueños desaprueban esta conducta y quieren eliminarla, siendo una de las consultas más comunes en nuestras Clínicas. Comportamiento que hace levantando las patas delanteras para apoyarlas en las personas o cosas, también salta en el aire repetidamente.

conductismo3_ed42Acción peligrosa cuando la hace frente a niños, ancianos o personas débiles o inestables. El Salto Sobre las Personas puede ser también el saludo excesivo asociado a la ansiedad por separación. No existe predisposición de sexo o raza, siendo en las de mayor alzada las de mayor consulta. Respecto a la edad, suele presentarse principalmente en animales jóvenes. Conducta que se da principalmente sobre los dueños, pudiendo generalizarse hacia las visitas, ocurriendo tanto dentro o fuera de casa, con o sin correas.

Sin duda la falta de entrenamiento y de control por parte del dueño son agravantes de la conducta. Las órdenes erráticas también influyen en la presentación, es decir, a veces se estimula a que salte y otras que no.

Cómo Tratarla

conductismo2_ed42Elimina todo refuerzo (positivo o negativo) de la conducta, ignóralo hasta que se calme. Permanece quieto y tranquilo, luego aléjate con tus brazos cruzados, sin contacto visual. Si continúa saltando, retírate del lugar y cierra la puerta. Si deja de saltar, entonces le brindas atención (caricias y palabras positivas: buen perro) en forma calmada y lo interrumpes si vuelve a saltar, sin gritarle ni empujarlo; lo tomará como recompensa.

Enséñalo o reentrénalo (contracondicionamiento) usando las órdenes básicas de Sentado y Quieto. Con la orden Quieto, debes sentarlo y dar un paso atrás y recompensar al volver a él. Repítelo cerca de la puerta, agregando la acción de irte y volver. Cada vez que lo haga bien, recompénsalo con comida y caricias. Repite las instrucciones en distintas partes de la casa y siempre usando el collar de cabeza y correa. Haz este ejercicio por 3 – 5 minutos con 10 – 12 repeticiones. Con el tiempo las recompensas pueden reducirse y hacerse intermitentes.

En pacientes en extremo excitables o ansiosos puede ser difícil que al llegar se logre sentar, ayúdate tirando una pelota, para que vaya a buscarla, pero mejor si antes de tirar la pelota logras hacer que se siente. Al llegar evita sobreexcitación y háblale suave y tranquilo. Si eres constante, muy pronto verás los resultados.

germanDr. Germán León
Círculo SMMA / Médico Veterinario
Clínicas Melipets
drleon7@hotmail.com  –  www.melipets.cl
San Bernardo, Balmaceda 431 – 22858 0940;
Melipilla, Pardo 242 – 22831 2911;
Curacaví, Av. O’Higgins 1252 – 22835 3304

Guardar

Guardar