Eligiendo a Mi Cachorro

La elección de un perro, como la de cualquier mascota, es una decisión para el resto de la vida que implica responsabilidad, hacerse cargo de otro ser vivo. Determinados cuidados y gastos que serán recompensados con creces con una relación de amistad extraordinaria. Para alcanzarla, el primer paso es la adecuada elección de ese compañero minimizando los problemas conductuales. Recordemos materias con nuestro columnista, Dr. Germán León, Círculo SMA de Chile.

La elección de un perro debe tener el consenso familiar, definiendo cual será el espacio destinado para él, el tiempo que le dedicarán, si será de interior o exterior, de pelo largo o corto y si vivirá en casa, parcela, departamento o empresa.

Los estudios internacionales han definido que un cachorro debería ser elegido y adquirido de una camada criada en una familia, descartándose las compras en criaderos de perros, y mucho menos en pet shops, pues es en la primera etapa de vida donde ocurre la impronta. Es ideal que se familiarice o socialice con niños, personas, ruidos ambientes y olores, que jamás podrá tener si no es en una casa particular.Muchos de los problemas sicológicos y conductuales que, luego debemos resolver en las Clínicas Veterinarias, se deben a la falta de atención o socialización en esta importante etapa de la vida.

Práctica Elección

Una vez que he definido el lugar físico de mi cachorro, se elegirá el adecuado. Por ejemplo, si se trata de un departamento hay que pensar en razas pequeñas a medianas, con un carácter apacible, que no muestre exagerado interés al acercarnos y menos que gruña o muerda, mientras son observados o acariciados. Por el contrario, si se necesita una mascota que genere seguridad, se elegirá una raza grande o gigante, y según si hay niños o no, se buscará un perro alfa.

Es decir, un animal con mayor carácter y un grado importante de agresividad o bien uno de carácter apacible.

Para intentar conocer el carácter del cachorro que elijas, pídele al dueño que tome a la camada y la deje a unos cuantos metros de él para que luego se acerquen a ti. Los primeros en llegar serán los más inquietos (buenos deportistas), los agresivos o más guardianes (alfa). Los que se quedan atrás son más de apego (cariñosos) o muy tímidos, ambos requieren de dueños con mucha paciencia, pero la agresividad por timidez es una de las conductas más complicadas de solucionar sicológicamente. Si buscas una Mascota más equilibrada, las del medio pueden ser la elección.

Una vez elegido, posiblemente tu cachorro presenta más o menos problemas conductuales y, lo importante, es que todos pueden ser corregidos. Así nuestra tarea de las próximas Ediciones será guiarte con soluciones para conductas indeseables y, así, entender mejor las señales, posturas y actitudes de los perros descifrando, de algunas manera, su propio idioma.

Dr. Germán León
Círculo SMA / Médico Veterinario
Clínicas Melipets
drleon7@hotmail.com – www.melipets.cl
San Bernardo, Balmaceda 431 – 22858 0940;
Melipilla, Pardo 242 – 22831 2911;
Curacaví, Av. O’Higgins 1252 – 22835 3304